Friday, October 20, 2006

Historia del deporte...continúa

Ratteri ya algo picado con la intención de censura que se le quiso aplicar, seguía como capitán de sport del José Pardo y tenía conformado y ejercitado su equipo que el 19 de abril debería definir el torneo. En estas circunstancias llegó Samuel Laredo, que había estado ausente y la presidencia quiso que fuera incluido en el equipo, a lo que Ratteri se opuso, alegando razonablemente que no estaba entrenado y que su equipo ya estaba conformado. La presidencia insistió y Ratteri soliviantó a los principales componentes del equipo, a fin de que no se presentaran al partido.
Como este rumor llegara a conocimiento de la presidencia, ésta tomó oportunamente las providencias del caso y el día del partido, al no presentarse Ratteri, Juan José Ramírez, Miguel Zumaeta, Roberto Rojas y Adolfo Correa, incluyó en el equipo algunos noveles, que pertenecían al segundo entre ellos, Carlos García Pezo, Rómulo Espinar, Jorge Raygada y Antonio Enrique Velásquez, perdiendo el partido por 1 a 0.
A raíz de esto y presintiendo la tempestad, Ratteri presentó su renuncia y también en forma colectiva varios jugadores que hicieron causa común con él. Ellos fueron: Miguel Villacorta, Adolfo Correa, Miguel Zumaeta, Juan José Ramírez, Roberto Rojas, y Carlos de Freitas.
La presidencia no se inmutó por el hecho. Tampoco la asamblea aceptó la renuncia, por estar concebida en términos inadecuados y decretó la separación de Ratteri del José Pardo, pero aceptó la de los demás sin ninguna discusión y por acuerdo unánime.
Cabe hacer notar, que ya sin previa renuncia, estaban actuando por el Dos de Mayo como hemos visto en la relación de su equipo: Manuel Bardales, Rubén Rojas, Miguel Villacorta, Manuel Dávila y Gonzalo Colmenares. En cuanto a Julio Murrieta y Enrique Zumaeta sin renuncia ni nada parecido acompañaron a Ratteri en el grupo, que al parecer, trataba de reorganizar el C.S. Loreto.
Según afirma Ángelo Ratteri, en la reunión que tuvieron los disidentes y otros del desorganizado Loreto, no se trataba de reorganizarlo sino de fundar un nuevo club, pero, al hacer la elección del nombre hubo dos ponencias. Se tenía que elegir entre Loreto e Iquitos y la mayoría se inclinó por Loreto y ese fue el nombre que se dio a la institución.
Cabe advertir que en la reunión estaba Hibraín Vásquez y César A. Mesía, quienes habían sido fundadores del primitivo Loreto, fácil es pues suponer que se inclinaran por el mismo nombre, y (siempre según la información de Ángelo Ratteri) posteriormente se le dio a dicho acto, carácter de reorganización, celebrando el nuevo Loreto su primera sesión en la segunda etapa de su vida el 13 de setiembre de 1914.
Cualquiera que fuese la intención de los disidentes de José Pardo, lo cierto es que su acto levantó los decaídos ánimos del Loreto, que desde entonces cobró nueva actividad, formándose el trío de antagonistas, cuya rivalidad tan provechosa habría de ser para las competencias deportivas en los próximos años.
La junta directiva elegida en dicha reorganización fue la siguiente:
Presidente: César A. Mesía
Vicepresidente: Hibraín Vásquez
Secretario: José Cárdenas
Tesorero: Abigail Vargas
Capitán de juegos: Ángelo Ratteri
Vocales: Julio Murrieta
Humberto Rengifo
Y nuevos socios solicitaron su ingreso. Entre ellos: Manuel Alves Lorenzo (Manduca), Damián Ríos, Ezequias Vargas, Emiliano Reátegui.

Volviendo al partido definitivo por la copa realizado el 19 de abril, dijimos que lo ganó Dos de Mayo por 1 a 0, y José Pardo, desecho su equipo no opuso la menor objeción. Pero el trofeo no aparecía.
En cambio Dos de Mayo, festejando su día, el 2 de mayo, organizó el domingo 3, un campeonato atlético que debía culminar con una prueba de nudo de guerra y un partido de fútbol. El nudo de guerra con la guarnición y el fútbol con el José Pardo.
Las pruebas y sus resultados fueron los siguientes:

Salto alto 1° Adolfo Teixeira Dos de Mayo 1.60m
2° Leoncio Burga José Pardo 1.55m
Lanzamiento de bala 1° Arturo Robinson Dos de Mayo 9.05m
2° Leoncio Burga José Pardo 8.90m
100 metros planos 1° Adolfo Teixeira Dos de Mayo s/t
2° Miguel Villacorta Dos de Mayo s/t
100 metro vallas 1° Adolfo Teixeira Dos de Mayo s/t
2° Manuel Dávila Dos de Mayo s/t
Salto con garrocha 1° Manuel Dávila Dos de Mayo 2.60m
2° Leoncio Burga José Pardo 2,60m
400 metros 1° Adolfo Teixeira Dos de Mayo s/t
2° Manuel Dávila Dos de Mayo s/t

El nudo de guerra lo ganó el Dos de Mayo y el fútbol con el José Pardo sólo se pudo jugar un tiempo por lo avanzado de la hora, quedando empatados a 1 gol.
En este estado surgió una discusión acerca de la copa ofrecida como trofeo por unos aficionados, (según los diarios locales los que se encargaron de levantar la mayor polvareda) unos decían que la copa había sido ganada por el Dos de Mayo, y esto era lo razonable, pero otros no querían reconocer el triunfo del mismo en el partido del 19 de abril, alegando que el José Pardo había jugado con los suplentes y entonces debería considerarse como segundo equipo; que aun no estaba definido el ganador porque faltaba un partido de los primeros equipos.
Los capitanes se hicieron eco de la discusión y llegaron a un acuerdo y como quien dice borrón y cuenta nueva, acordaron jugar dos nuevos partidos, el ganador de los cuales se llevaría la copa.
Pero, la tal copa nadie aun la había visto ni sabía quién o quienes eran los oferentes.
Así las cosas el 17 de mayo jugaron el primer partido ganando Dos de Mayo por 1 a 0
El 7 de junio se jugó un nuevo partido pero con segundos equipos, el que ganó Dos de Mayo por 2 a 1.
No se volvió a jugar otro partido. Dos de Mayo reclamó la entrega de la copa, contando con las victorias del 17 de mayo y 7 de junio, no obstante haber sido este último de segundos equipos, y declararon sus dirigentes que no aceptarían más “desafíos” del José Pardo mientras no se aclarara el asunto de la copa.
En verdad, parecía una jugarreta de mal gusto tal asunto, pues la copa ofrecida, según los diarios locales por “un grupo de caballeros aficionados” nunca había sido vista, ni nunca se dijo quienes fueron los oferentes.
El Loreto por su parte, ya en actividad aunque en segundo plano, haciendo causa común con el Dos de Mayo, declaró también que no aceptaría los “desafíos” del José Pardo.
El único propósito, al parecer era obstaculizar las actividades del Pardo, pues a partir de entonces todos los domingos concertaban partidos con Dos de Mayo, los que se realizaban en la Plaza 28 de julio, que era el campo de entrenamiento y ejercicios del Pardo, y como consecuencia el 29 de junio, al encontrarse todos los equipos en la cancha, se originó una discusión entre los dirigentes del Pardo y Loreto por la posesión del terreno, que luego degeneró en una batalla campal entre “atletas” y “loretos” como se les llamaba entonces.
La pelea fue mayúscula. Se repartieron puntapiés y trompones a diestra y siniestra. Se lucieron Pedro Gardín, que también pasó a Loreto, Leoncio Burga, Máximo Aguirre…hubo ojos amoratados y miembros contusos, y los diarios locales intervinieron llamando al orden.
Así se llegó hasta las fiestas patrias. Loreto y Dos de Mayo, efectuando partidos y pruebas atléticas entre ellos, y José Pardo aislado.
A pesar de todo, José Pardo trató de organizar un campeonato en celebración de las fiestas patrias, sin lograr conseguirlo por la oposición de los otros clubes, viéndose en el caso de continuar sus actividades en forma interna y hacer un programa de competencias deportivas para dichas fiestas entre sus socios.
El 31 de agosto practicaron las elecciones para el nuevo periodo institucional, pero la juramentación e instalación sólo se efectuó el 4 de diciembre a la llegada del presidente reelecto Meza.

0 Comments:

Post a Comment

<< Home