Monday, June 16, 2008

HISTORIA DEL DEPORTE LORETANO-continùa

El Campeonato Copa Angamos comenzó el 16 de setiembre. Dos de Mayo se inscribió pero no concurrió a las confrontaciones, motivo por el que se alteraron los programas. El torneo terminó con la victoria del Loreto y hasta el final del año 1,928 se siguió efectuando partidos amistosos sin la intervención del Dos de Mayo, el que tampoco intervino en el Campeonato Municipal de Navidad iniciado el 9 de diciembre.
Este campeonato terminó el 30 de diciembre, sin ofrecer en atletismo más que una marca notable en lanzamiento de la jabalina en que Sabino Pereira alcanzó a 45.65 m., que posteriormente se conoció que casi era una marca nacional. El puntaje acumulado por las instituciones fue el siguiente: José Pardo 61, Marina 35, Regimiento 31. El campeón individual en dichas prueba fue Adolfo Vargas, que acumuló 32 puntos, casi todos los de la Marina; el segundo puesto lo obtuvo Ramón Cisneros con 26; el tercero Francisco Ríos con 19; siguieron Pedro Heredia del Regimiento con 10 puntos, Cilloniz también del Regimiento con 8, Sabino Pereira 5, Carlos Babarczi 3, Vicente Salas 3, del José Pardo,
Manuel Pezo, Marina 3, Bardalez, Regimiento 3, y 1 punto Carlos Núñez, Juan Curto, Juan Casanave y Gastón Metzger, todos del José Pardo.
Estas pruebas sirvieron al mismo tiempo de selección, para la concurrencia al Campeonato Sudamericano de Atletismo que debía realizarse en Lima, invitación que se hizo a Iquitos por los organismos centrales, pero, al final ellos mismos no tuvieron en consideración su cumplimiento, pese a que la marca de Pereira en jabalina era de categoría nacional, porque representaba un gasto de S/.1,000.00 el traslado de tres atletas clasificados, Pereira, Heredia y Francisco Ríos, a la capital.
La afición local y la prensa censuraron acremente tal sentido de economía y se sintió como un desaire a los atletas locales.
Se notaba ya cierto abandono en los organismos deportivos de Iquitos, que no hicieron mayores gestiones ni insistieron en el asunto.
Por otra parte el Loreto estaba organizando una gira futbolística al Brasil, que con más visos de realidad que la anterior, parecía que fuera a hacerse efectiva. Los entrenamientos de los jugadores de los clubes que habían sido invitados, previo convenio con los dirigentes, practicaban sus entrenamientos con todo entusiasmo, pero, al igual que la primera fracasó, debido también a dificultades económicas. El 10 de enero el Loreto comunicó a todos los clubes que se suspendían las gestiones y entrenamientos para la proyectada gira, con gran descontento de la afición que esperaba una confrontación de nuestro fútbol con el de la vecina ciudad carioca: Manaos.
A todo esto la presidencia de la Comisión Técnica del CON estaba a cargo del teniente López Mindreau, porque se había establecido que este cargo fuera desempeñado por turnos.
En estas circunstancias D. Lorenzo Luján Darjón, obsequió al José Pardo una Copa de Plata, que pidió fuera denominada Copa Alfonso Ugarte, para ser disputada en un torneo de fútbol. José Pardo la remitió a la Dirección Técnica, y esta organizó el torneo que se inició el 27 de enero, en cuya fecha, y en el Estadio Augusto B. Leguía fueron distribuidos los premios, consistentes en medallas de plata y diplomas a los vencedores del Campeonato de Navidad.
En la primera fecha, Marina ganó 3 a 1 al combinado Guardia Civil y Seguridad, José Pardo empató a Loreto 1 á 1 en el minuto final. Loreto reclamó de la validez de gol alegando que había sido anotado después de terminado el tiempo reglamentario, y tomando la bola Calvo, cuando ya había pasado la línea de toque.
Debía jugarse este desempate el 17 de febrero, pero debido a las reclamaciones del Loreto, en las que también acusaba a los dirigentes de incorrecciones, amenazaba con abandonar el campeonato: Se produjo una especie de receso a todas las actividades, por la renuncia de los miembros de la Comisión Técnica.
La Delegación del CON, reorganizó la Comisión Técnica, formando sub-federaciones de los distintos deportes. Ya bajo la jurisdicción del nuevo organismo titulado Sub-federación de Fútbol, se jugó el desempate con Loreto el 10 de marzo en el que, según los críticos locales, “en deslucido partido que reflejaba falta de entrenamiento y apatía de los players”, ganó José Pardo por 3 a 0, clasificándose finalista.
El partido final entre Marina y José Pardo se realizó el 17 de marzo, resultando un empate de 3 a 3 pese al tiempo suplementario que se jugó, por lo que el 24 se jugó un partido definitivo en el que venció José Pardo por 5 a 1, adjudicándose el trofeo.
Continuaron las actividades pero en forma desordenada y sólo gracias a la iniciativa de los clubes, pues la nueva Sub-federación renovó su personal lo mismo que la de Atletismo quedando constituidas así el 19 de abril:
Sub-federación de Fútbol.- Presidente, Eliseo Reategui Page; Secretario, Rómulo Espinar; Tesorero, Manuel A. Machado Neves.
Sub-federación de Atletismo.- Presidente, Carlos del Águila; Secretario, Luís A. Navarro Cauper; Tesorero, Juan Vergara R.
Los nuevos dirigentes organizaron una fiesta deportiva el 12 de mayo, en celebración del arreglo amistoso de las relaciones institucionales entre José Pardo y Dos de Mayo, que hasta entonces tuvo ciertas reservas después de la última nota pasada al José Pardo por el Dos de Mayo y el partido al que se hiciera referencia y que no llegó a realizarse.
Después de 19 meses de distanciamiento se enfrentaron en la cancha ambos clubes en un partido de fútbol que resultó en empate de 1 gol. El programa atlético no dio ninguna marca notable, pues Vargas y Pereira que intervinieron en salto alto y jabalina bajaron en sus marcas.
La fiesta fue en beneficio del José Pardo y produjo S/. 254.20.
El CNI no daba señales de vida, en cambio el Independencia de reciente fundación hacía intensa actividad, sobre todo con equipos de segunda de José Pardo, Loreto y Dos de Mayo.
El 22 de abril fue fundado el Club Sport Iquitos, por iniciativa de Francisco Michaud, quien al igual que Fabio Casado, Francisco de la Puente Castañeda y Eugenio Karr y Corona, fueron expulsados del Loreto, según las comunicaciones pasadas a los clubes, por “disociadores y malos elementos para el deporte”.
La fundación del nuevo club, aunque fuera fruto del despecho producido por la expulsión, era un nuevo tónico para el ambiente deportivo y ponía en la palestra a nuevos dirigentes deportivos, y a nuevos competidores que muy pronto habrían de entrar a la lucha.
Merece también consignarse que los hermanos de la Puente Castañeda, iniciaron la construcción de un estadio en la prolongación de la calle Napo, y al estar en condiciones de ser utilizado, empezaron a organizar festivales deportivos, pero, en octubre de 1928 y cuatro meses después de haber entrado en actividad, el CON le negó permiso aduciendo deficiencias técnicas.
Dicho estadio fue denominado “General Álvarez” y su construcción aparentaba propósitos políticos.
Entre otras actividades futbolísticas el 14 de abril, Loreto ganó a Dos de Mayo por 4 a 2, una pelota de fútbol obsequiada por Catalino Salazar, y el 21 de abril a la Marina por 3 a 0, repitiendo el triunfo el 5 de mayo por 4 a 0. En este partido jugó por primera vez un brasilero en el equipo de Loreto: Alfredo Gamma.
El 19 de mayo jugó un combinado Loreto-Marina, contra otro Josè Pardo-Dos de Mayo, ganando el primero por 2 a 1.
El 5 de junio se dio a publicidad el nuevo Estatuto del Comité Naciona1 de Deportes, que establecía una nueva organización del deporte en la República, que no pudo aplicarse de inmediato porque el 18 renunciaron los miembros de la sub-federación de fútbol al ser revocada por la Delegación del CON un fallo suyo en el sentido de que los jugadores del nuevo Club Iquitos, no podían haber pertenecido a otros clubes, porque la “Ley del Stage” no permitía que los jugadores de un club pasaran a otro en cualquier época.
En vista de este fracaso los organismos rectores del deporte, y estando cercanas las fiestas patrias, José Pardo propuso a los clubes la organización de un torneo de fútbol de primeras y segundas, disputándose una Copa de Plata que sería denominada “Confraternidad”.
Tal competencia no llegó a realizarse, concluyendo el año deportivo institucional con una intervención de su primer equipo, frente a Loreto, que resultó una victoria de 2 a 1, ganando una medalla de oro obsequiada por el Independencia, en cuyo beneficio se realizó el festival.
El 3 de julio se sumaron los miembros de la sub-federación de Atletismo a la de la sub-federación de fútbol, creando una crisis de dirigentes.
El 28 de agosto murió Julián Sias, en San Martín, a donde había viajado en busca de salud. Su desaparición no solo enlutó al Dos de Mayo donde se había distinguido como fundador y destacado deportista, sino al deporte local que había recibido el aporte de su entusiasmo y esfuerzo.
Al finalizar el periodo el presidente Berger solicitó licencia, en atención a haber sido designado miembro del CON, haciéndose cargo de la presidencia del club Gustavo Peláez, por ausencia del vicepresidente Santiago García Y de este modo bajo su presidencia el 11 de agosto se realizaron las elecciones.
Al terminarse las obras de reconstrucción del local, el costo del interior del edificio fue de S/. 5,433.00, y de la fachada S/. 467.00. Dichos trabajos terminaron en el mes junio, pero la inauguración de las obras se aplazó hasta la llegada de los muebles, que especialmente habían sido encargados a Alemania.
Dicho juego consistía en 100 sillas estilo Viena y un sillón para la presidencia y su costo total ascendió a S/. 1,269.33. Berger pagó la factura a la casa Strassberger, y el club se comprometió a restituirle la suma en armadas de S/. 50.00 mensuales.


He aquí la conformación de los equipos de los clubes primeros locales, en 1928.

CLUB SPORT LORETO:
Delfín Soplín.
Joaquín Montero.
Fernando Carrillo.
Romualdo Salas.
Artidoro García.
Eduardo Montero.
Alejandro Rumrril.
Manuel López.
Isidro Baños.
Gabriel Weill.
Wenceslao Espinar.
Ricardo Gonzáles.
Dositeo Piñeiro.
Jorge King.
César Lequerica.
José Isuiza.

C.N.I.
Carlos A. Ríos.
Carlos Reategui Page.
Armando Vásquez.
Augusto Morey.
Aníbal La Torre.
Lorenzo Ramírez.
Hildebrando Céspedes.
Manuel Reynaud.
Pedro Villacrez.
Alfonso Cárdenas.
Virgilio Haro.
Juan de D. Rivero.
Luís Reategui.
Guillermo Tuesta.
Guillermo Reategui Page.
Máximo Sánchez Morey.
César A. Machado.