Monday, May 26, 2008

HISTORIA DEL DEPORTE LORETANO-continùa

El 28 de diciembre Alberto Burga Cisneros pasó al José Pardo una nota amenazándolo con tomar medidas enérgicas en el caso de repetirse dichos reclamos. Peláez contestó puntualizando los hechos como un incidente personal, ajeno a las reclamaciones del club y en oficio especial del 30 de diciembre puso en conocimiento de la delegación del CON, lo sucedido, denunciando la actitud matonesca de Burga Cisneros, considerándola un peligro para las relaciones deportivas y un desprestigio para la autoridad que representaba.
El 12 de febrero terminó el Campeonato de Navidad y al José Pardo le correspondió una copa como vencedor del torneo, así como premios individuales a los deportistas que habían actuado en atletismo, resultando vencedores.
El 13 de marzo se inició el Campeonato de Fútbol “Copa Hermanos Vergara” que terminó el 15 de abril con el triunfo del equipo de la Marina con 8 puntos.
He aquí las posiciones:
Marina: Jugados 4- Ganados 4- Empatados 0- Perdidos 0- Puntos 8. Regimiento: Jugados 4- Ganados 1- Empatados 2- Perdidos 1- Puntos 4. José Pardo: Jugados 4- Ganados 1- Empatados 2- Perdidos 1- Puntos 4. Loreto: Jugados 4- Ganados 1- Empatados 1- Perdidos 2- Puntos 3.
CNI: Jugados 4- Ganados 0- Empatados 1- Perdidos 0- Puntos 3.
José Pardo ganó a CNI, empató con Regimiento y Loreto, y perdió con la Marina. El 27 de mayo a iniciativa del José Pardo se organizó un festival deportivo en beneficio de los damnificados del terremoto de Moyobamba y Chachapoyas. En este festival intervino después de 7 meses de receso el Dos de Mayo, jugando con Loreto en un partido que perdió por 3 a 1. Regimiento ganó una carrera con banderas a CNI y en el partido de fondo, José Pardo ganó a la Marina por 4 a 0. Los goles fueron 2 de Sabino Pereira, 1 de Rafael Calvo y 1 de Vicente Salas. El 3 de junio se dio comienzo al Campeonato de Fiestas Patrias que prácticamente era el Campeonato Anual, que fue controlado exclusivamente por la Liga Provincial de Fútbol, organismo cuya autoridad había estado absorbida por la Comisión Técnica del CON, y a la que a tiempo se le daba ya la jurisdicción que le correspondía. En este campeonato se inscribió el Cuerpo de Seguridad de la Guardia Civil y Policía. En cambio Dos de Mayo no intervino so pretexto de que no quería sostener relaciones con el José Pardo. Se creía solucionado el conflicto que empezara el 12 de octubre, o más bien el 29 de julio de 1,927, pero, aparentemente había interés en prolongar dicho estado cosas.
El resultado del Campeonato de Fútbol, que terminó el 29 julio fue la primera conquista del campeonato por el Loreto. José Pardo felicitó al vencedor y se solidarizó con su triunfo, mereciendo por esta muestra de caballerosidad deportiva, elogiosos comentarios de la prensa local y la felicitación del CON, que por oficio congratuló al decano. Las pruebas atléticas de carácter individual batieron algunas marcas, entre ellas la de lanzamiento de jabalina, que el 28 de julio Sabino Pereira la elevó a 43.19 m. Le siguió Wenceslao Espinar, de Loreto con 41.81 m.
El 15 de julio Pedro Heredia, del Regimiento, puso 48’ 9/10 en los 5,000 metros, y el 22 de julio, Francisco Ríos bajó la de 400 m. a 1’ clavados.
José Pardo se clasificó campeón en las pruebas atléticas y Francisco Ríos campeón individual con 28 puntos. Pero no faltó en este campeonato un pequeño incidente. Este ocurrió en la primera fecha cuando jugaba José Pardo con la Marina. Vicente Salas abrió el marcador y Moisés Panduro, (Mocho), empató en el primer tiempo. En los minutos finales y después que el presidente de la Comisión indicó la finalización del tiempo con el silbato, pero antes de que el árbitro Joaquín Montero diera el pitazo final, José Pardo hizo un gol. Hubo un lío mayúsculo en la cancha y la Marina presentó reclamación, pero, la Comisión Técnica declaró vencedor al José Pardo.
La sesión de elección de cargos se realizó el 12 de agosto en el local de la Sociedad Amazonense de Beneficencia, por estar en reconstrucción el del club, y fue por la noche, por una deferencia especial al club Independencia de reciente fundación y que hacía su primera presentación en el Estadio Oficial. Esta fue otra de las elecciones que se resolvió en dos sesiones: el 12 y el 15 de agosto. En la primera los candidatos Peláez y Germán Segura después de dos votaciones no obtuvieron mayoría. Germán Segura había ingresado en junio a raíz de su renuncia del Loreto. Había conquistado mucha simpatía por su gesto de repulsa en la actitud de solidaridad del Loreto en el enojoso incidente del 12 de octubre que aun estaba latente y que Dos de Mayo precisamente en esos días trataba de avivar. En cuanto a Peláez, su labor dentro de la institución era muy conocida y tenía un numeroso grupo que le apoyaba con muy justos motivos. Era pues una campaña muy interesante. En la sesión del miércoles 15 a la que concurrieron 78 votantes y previa a la cual se hizo una campaña electoral en favor de los candidatos, digna de un comicio nacional, había una grande expectación. Al no obtener en la primera votación la mayoría reglamentaria ninguno de los candidatos, Eduardo Noriega, haciendo un previo elogio de los merecimientos de ambos candidatos e invocando unidad, que por la tirantez de la situación estaba amenazada, poniendo en peligro la marcha y el progreso institucional, propuso la designación de un candidato de conciliación, que uniera ambos bandos e hiciera posible la continuación exitosa del programa institucional. La moción fue presentada en el sentido de suplicar a los candidatos Peláez y Segura, declinar sus aspiraciones en favor del señor Emilio Berger, a quien también se suplicaba aceptara esta formula conciliatoria. Ambos candidatos antes de ser votada la moción agradecieron las expresiones de Noriega y la aceptaron, lo mismo que Berger, quien hizo constar que, no obstante su recargada labor aceptaba la solución por considerarla acertada. Puesta al voto, la moción fue aprobada por unanimidad y Berger aclamado presidente del club. El 23 y el 26 de agosto se celebraron dos nuevas sesiones de emergencia, de directiva y asamblea general respectivamente, con el objeto de estudiar la situación que nuevamente se había creado con motivo de unas publicaciones aparecidas en los diarios locales el 8 de agosto, y en las que tras una serie de inculpaciones al José Pardo, por segunda vez se le llenaba de injurias, sin motivo aparente, ya que se había dado por terminado el asunto del Dos de Mayo, con el fallo definitivo de la Delegación del CON.
Las publicaciones eran de una moción del Dos de Mayo que decía así:
…”Considerando; que el Athletic Club José Pardo, desde hace tiempo viene empleando medios ilícitos contra el club Sport Dos de Mayo, en el desarrollo de los campeonatos y torneos de fútbol, poniendo en juego ya sean la baja intriga, cuando no el soborno para adjudicarse la victoria”. “Que el ACJP, o miembros de él han sido los que lanzaron contra el Dos de Mayo al socio y guardavalla, don Emilio Palestini, haciendo que éste calumniara al club por medio de la prensa, acto de indisciplina que trajo como consecuencia su expulsión del seno del Club”. “Que este mismo Club es el único autor y principal responsable de los bochornosos sucesos del 12 de octubre del año próximo pasado en el Stadium Augusto B. Leguía, como consta de la declaración del mayor Juan P. Ochoa, en sesión de la Comisión Técnica de Deportes del día 13 del citado mes, de haber sido el personero del Athletic el que verbalmente le dio la falsa información de que dos miembros del Colegio Nacional iban a tornar parte en el match de fútbol por el equipo del Dos de Mayo.” “Que la forma grosera como se portó el Athletic con el Dos de Mayo, durante los sucesos del día 12 de octubre está plenamente corroborada con la actitud hostil de que hicieron gala algunos de sus miembros en el momento de consumarse el atentado de arrojar el equipo del club fuera del field de fútbol”. “Que esta actitud hostil se puso de manifiesto con la descarada complicidad, después de los sucesos, de varios miembros de la Comisión Técnica de Deportes y del Directorio de la Delegación Departamenta1 del Comité Olímpico Peruano, socios del A.C.J.P., razón por la cual su actuación durante e1 proceso del escándalo ha sido lamentablemente parcial en favor del A.C.J.P., al que pertenecen, cuyo epílogo fue el castigo injusto impuesto al Dos de Mayo, contra todo derecho y contra toda justicia”. “Que además de ser una bajeza es una cobardía el hecho haber conducido al despeñadero a los señores Palestini, mayor Ochoa y otros, dejándolos después entregados a su suerte”. “Que además de los hechos anotados, los socios del A.C.J.P., han olvidado muy prontamente el servicio que les ha prestado el Dos de Mayo, tendiéndoles la mano de compañero franco y leal, declarando socios honorarios a todos sus miembros, precisamente en sus horas de infortunio en el año 1,922”. “Que estando ya en la actualidad fuera del receso que voluntariamente se impusiera el club y debiendo ingresar nuevamente a la actividad deportiva en sus diversas manifestaciones, agraviada como se encuentra en sus mas caros sentimientos; en guarda y respeto de su prestigio y decoro y como medio de sentar precedente de carácter y hombría de bien para ulteriores casos análogos que se presenten”. Acuerda:
1º.- Dar por cancelado el nombramiento de socios honorarios otorgado en sesión de Junta Directiva del 21 de setiembre de 1,922, en favor de los miembros del Athletic Club José Pardo”.
2º.- Suspender las relaciones institucionales con dicha institución, y
3º.- No sostener ningún encuentro colectivo en deportes con el personal del mismo”. (sic)

Tal a la letra el texto íntegro del acuerdo del C.S. Dos de Mayo.
José Pardo elevó una nueva y enérgica protesta ante la Delegación del CON recalcando la circunstancia de que Dos de Mayo, no obstante estar aun pendiente el fallo del Comité Central del CON, insistía en sus propósitos vejatorios en contra del José Pardo; y como nada más podían hacer sus directivos optaron por guardar silencio. Pero la procesión iba por dentro en todas las instituciones deportivas, que veían en esta nueva actitud del Dos de Mayo un nuevo entorpecimiento para las actividades deportivas. Por esto, el 22 de agosto, Loreto envió al José Pardo una nota en la que le comunicaba un acuerdo de sesión, tendiente a intervenir como mediador a fin de buscar un acercamiento con el Dos de Mayo, y solicitaba la designación de dos delegados con plenos poderes para arreglar tan turbio asunto. En sesión de José Pardo, después de un amplio debate y más amplio análisis de los acontecimientos, se acordó por unanimidad aceptar la mediación de Loreto “como demostración del mayor deseo que anima al club de otorgar amistad a quien no ofendió nunca”, y designó delegados a Gustavo Peláez y Manuel Machado Neves, con amplios poderes para zanjar el “asunto” honrosamente y sin mengua del prestigio y dignidad institucional”. Loreto se dirigió en el mismo sentido al Dos de Mayo y al CON, ofreciendo sus buenos oficios y pidiendo su eficaz ayuda y colaboración para la terminación del delicado asunto. Federico Maguiña, presidente del Loreto terminaba su oficio invocando comprensión y concordia como un vivo ejemplo de refinada cultura. Los delegados de Dos de Mayo fueron Pelayo Herbozo y Moisés Cesár, y los del Loreto, Federico Maguiña, Juan José Ramírez, Alejandro Bustamante, Julio E. Acosta Cárdenas y Daniel Guzmán Cepeda. La reunión se realizó en la casa del doctor Maguiña.
Seguramente se habría resuelto todo en la reunión preliminar, de haber mediado buena intención y leales deseos de solucionar el conflicto; en el acta que fue firmada por todos los presentes se consignaba que: en vista de la declaraciones formuladas por la delegación del José Pardo de que el Club no había tenido participación en el conflicto originado el 12 de octubre y que no se solidarizaba con la participación individual que hubiera podido tener alguno de sus miembros, el delegado del Dos de Mayo Pelayo Herbozo, ampliamente autorizado, retiraba la moción del Dos de Mayo, publicada en los periódicos y que, para dejar completamente solucionado el conflicto dicho señor Herbozo exigía que la Junta General del José Pardo, ratifique la declaración del señor Peláez. Fatalmente en la reunión final del 4 de setiembre, al discutirse el acta final surgió el impasse. Peláez llevó la ratificación de la Junta General exigida por Herbozo, pero al pedir Peláez que constara en el acta final que el Dos de Mayo retirara la moción por haber sido producto de una mala información, Herbozo no quiso admitir, creando la impresión de que era una concesión que hacía el Dos de Mayo al José Pardo o a los mediadores y no un reconocimiento de los errores en que había incurrido, o siquiera un loable deseo de arribar a una solución feliz.
Pero no adelantemos el relato que pertenece a otro periodo.
El aniversario del Loreto fue celebrado con un programa deportivo que culminó con un partido entre Loreto y José Pardo, que terminó empatado a un gol.
Era el festejo de su XX aniversario, y el principio para Loreto de una etapa de progreso con su dinámico presidente Federico Maguiña.

Thursday, May 22, 2008

NOTA URGENTE II

Hemos recibido comunicación de un acucioso lector que nos manifiesta que la obra-que mencionáramos en la nota urgente anterior-sigue poniendo en peligro la existencia del estadio del A.C. José Pardo, además de constituir un peligro para el medio ambiente.
Reiteramos nuestro rechazo a la construcción del “bailódromo”, contraviniendo todas las normas, como se lee en la nota aparecida en el diario La Región de Iquitos-Perú
He aquí el link:

http://www.diariolaregion.com/index.php?option=com_content&task=view&id=7384&Itemid=2

Pablo Fernando Montalván
Editor.

Saturday, May 17, 2008

HISTORIA DEL DEPORTE LORETANO-continùa

La Junta Directiva para el periodo institucional 1º de setiembre de 1927 al 1º de setiembre de 1928 estuvo constituida así:

Presidente: Eliseo Salazar Carrasco.
Vicepresidente: Gustavo Peláez Moreno.
Fiscal: Rafael Suárez Floret.
Director técnico de deportes: Emilio Berger.
Tesorero: Julio Olórtegui.
Secretario: Doroteo Arévalo.
Protesorero: Melchor Celis.
Prosecretario: Julio C. Ruiz Rengifo.
Vocales: Héctor Méndez- Miguel Najar- Leoncio Vásquez- José Chapiama.

La sesión solemne de transmisión de mando estuvo presidida por el prefecto del departamento, coronel Molina Derteano y tuvo la asistencia acostumbrada de las principales autoridades políticas, militares y deportivas. El presidente electo Salazar no se juramentó por estar ausente y quien lo representó fue Peláez, el mismo que en casi todo el año desempeñó la presidencia por los continuos viajes que a Salazar le impedían hacerlo como hubiera deseado; siendo no obstante por su dinamismo y actividad y mas que todo por su iniciativa de la reconstrucción del local una de las gestiones mas fructíferas en todo sentido. La distribución de premios fue el acto central de la ceremonia que culminó como siempre en la fiesta social, a la que dio especial colorido la asistencia de las numerosas damas que componían la sección femenina y otras especialmente invitadas.
Los premios correspondían al campeonato de Fiestas Patrias y los obtuvieron:

Delicia Dellepiani- Medalla de Plata- campeona de atletismo.
Ernestina Catter- Medalla de Plata- subcampeona.
Josefa Vásquez Córdova- Medalla de Plata- tercer puesto.
Rosa Palestini- Diploma de Honor- capitana del equipo Azul.
Rosa Fonseca- Diploma de Honor- capitana del equipo Blanco.
Julio Silva Bartra- Medalla de Plata- campeón de atletismo.
Ramón Cisneros- Medalla de Plata- subcampeón de atletismo.
Francisco Ríos- Medalla de Plata- tercer puesto.
Manuel O. Rincón Diploma de Honor- socio activo mas joven del club (2 años).

La principal gestión del mandato fue la reconstrucción y ampliación del local mediante la adquisición de una finca colindante con la propiedad del club. La compra no llegó a efectuarse porque los propietarios al notar el interés de los dirigentes, aumentaron desorbitadamente el precio señalado al inicio de las proposiciones, haciendo fracasar el negocio.
El presupuesto de la obra presentado por el consocio José Riera Torra, ascendía a S/. 27,640.00, y como ello suponía una reconstrucción desde los cimientos, se proyectó un empréstito interno de S/. 10,000 entre los socios y uno externo de S/. 25,000, contando como garantía de esto un ofrecimiento de la Municipalidad que presidía don José de San Martín. Infelizmente este empréstito fracasó, no obstante estar respaldado por un sesudo estudio de las garantías que ofrecía el club con la misma propiedad, las cuotas de los socios hasta el año 1,933 y una colecta extraordinaria de S/. l0.00 por socio activo y S/. 3.00 por socio auxiliar, infantil y femenino, que ya estaba en vigencia con gran éxito. El éxito que se obtuvo en el empréstito interno, permitió ya no la reconstrucción que se había planeado sino el remozamiento y modificaciones para adaptarlo a las nuevas exigencias sociales del club. El costo total de la obra que fue emprendida por administración, bajo la supervigilancia del mismo proyectista José Riera, fue de S/. 3,618.20 más la modificación de la fachada, cuyo costo ascendió a S/. 400.00. El contrato respectivo fue firmado en junio de 1928 y los trabajos empezaron a ejecutarse casi al finalizar el periodo. Durante todo el año una alcancía en la sala demandaba a los socios el óbolo voluntario de su concurrencia. Al final de las sesiones se procedía a abrirla y el monto pasaba a la tesorería para incrementar el fondo pro-local. No obstante la preocupación de los socios de reunir esos fondos, cuando se inició una colecta para ayudar a los damnificados en el terremoto de Chachapoyas y Moyobamba, el club aportó la suma de S/. 216.40. Del mismo modo, al ser solicitado el terreno de propiedad del club, situado en la entonces avenida Leguía, por la firma Israel y Cia., para guardar el material destinado a las obras del agua potable, que se estaba efectuando, el club accedió a dicha solicitud sin cobro alguno, actitud, que mereció los más elogiosos comentarios de la firma y de la prensa local que se enteró del caso. Como expresión de gratitud de la juventud deportiva de Loreto al coronel Molina Derteano, por la brillante culminación de las obras del estadio, que aun siendo impulsados por móviles políticos, eran de gran provecho para el deporte local, el José Pardo en colaboración con el Loreto, organizó una fiesta deportiva, que se inició con un desfile de todos los clubes desde la Plaza Castilla hasta el Estadio “Augusto B. Leguía”. Hacemos constar que dicho homenaje se hacía extensivo al Comité Pro-Stadium y a la delegación del CON. Todo se proyectó para el 18 de setiembre, pero se realizó el 24, con un interesante programa que incluía un partido entre los combinados José Pardo-Marina, contra Loreto-Dos de Mayo; que no llegó a efectuarse por estar pendiente según disposición del CON, el partido de desempate entre José Pardo y Dos de Mayo por el campeonato de 1,927, y que debía jugarse en dicha fecha, pero, que tampoco llegó a realizarse por haber sido a última hora señalado el 12 de octubre para decidir el citado empate. Así y todo, la fiesta y especialmente el desfile resultó un verdadero éxito. Hasta el 7 de octubre se realizaron los partidos correspondientes a la Copa Angamos, campeonato que había sido organizado por la delegación del CON, cuya presidencia la desempeñaba el mayor Juan P. Ochoa.
El resultado de este fue la victoria del Loreto por 7 puntos, contra 5 del Pardo, 5 del Regimiento, que ya había cambiado su denominación por Destacamento Mixto, Flotilla o Marina 3, y Dos de Mayo 1 punto.
Las actividades y relaciones deportivas empezaron a entorpecerse por desagradables comentarios que surgieron a raíz del empate por el campeonato de 1927.
Esta tirantez entre José Pardo y Dos de Mayo era inexplicable queriendo tomar como referencia su derrota ante el José Pardo el 2 de julio, cuando en dramática lucha y al final con 10 hombres, defendió el Pardo el gol de ventaja que había conquistado. Ni aun la versión que había empezado a circular, acerca de que Palestini había hecho traición a su equipo, podía justificarla, porque Palestini era sobradamente conocido como un deportista caballeroso y cuya virtud había puesto de manifiesto siempre. Quién hizo circular la versión no se supo, como nunca se sabrá como se originan rumores de esa índole, que bien sabemos sólo son fruto del despecho o de otros bastardos sentimientos. Pero Palestini atribuyó tal rumor a los dirigentes del Dos de Mayo, e impulsado por el deseo de vindicarse ante la afición hizo una aclaración por la prensa, renunciando al Dos de Mayo por habérsele hecho semejante imputación.
De inmediato solicitó ingreso al José Pardo, y esto agravó la situación pues Dos de Mayo, sin aceptar su renuncia lo declaró expulsado del club. Esto sucedía en agosto. Quizá las cosas no hubieran llegado a más si sólo se hubieran reducido a este incidente, pero, cuando el 12 de octubre debía realizarse el tan esperado partido de desempate por el campeonato de 1,927, los ánimos estaban caldeados. Como hasta hoy, en vísperas de partidos importantes, los comentarios abundaban entre los hinchas y la afición. Se decía, por ejemplo que Dos de Mayo pondría sus once hombres a la defensiva. Otros afirmaban que los diez iban a atacar para evitar avances del José Pardo. En fin, todo hacia suponer una confrontación interesante, y tan emotiva o más que la del 29 de julio. Pero las cosas sucedieron de distinta manera. Esos mismos comentarios callejeros hicieron circular la noticia que dos jugadores del CNI, que habían participado por este club en el campeonato de 1,927, iban a tomar parte por el Dos de Mayo. Ellos eran José Alegría López y Alfonso Mori Cuipal. Lógicamente la intervención de dichos jugadores no podía ser correcta por 1a circunstancia de haber intervenido en el campeonato-cuyo final se disputaba-por otro club. Además había que reconocer que ambos eran buenos para reforzar cualquier equipo y por ambas circunstancias la dirección técnica del Pardo informó a la comisión técnica de la delegación del CON, de dicho rumor, previniéndole de las circunstancias porqué dichos jugadores no podían intervenir en el partido. El que esto escribe quiere dejar constancia de que sólo está empleando elementos de información fidedignos, recortes de periódicos y documentos originales, en el afán de que quien esto lea se haga una idea exacta o lo más aproximada posible a la verdad de los hechos, y no pretende dar la razón a uno u otro de los que intervienen en ellos. Que nadie crea que por ser socio del José Pardo intento desvirtuar la verdad u ocultarla. La historia entiendo, es inflexible, y su relato sólo debe pertenecer a quienes son capaces de despojarse de simpatías o sentimentalismos, que lejos de hacer bien hacen daño, porque no dejan enseñanzas y ejemplos dignos de imitarse, ni corrigen o enmiendan por la saludable experiencia. Continuemos. La Dirección Técnica de Deportes del CON, pasó una nota al Dos de Mayo indicándole que había llegado a su conocimiento el propósito indicado y además en forma verbal previno a los dirigentes que no se podía aceptar la inclusión de los jugadores del CNI en el equipo del Dos de Mayo. Bueno es advertir que al hacerse las bases del campeonato Copa Angamos, se incluyó una clausule que decía:
“8º.-Inscripciones.- Siendo institucional el torneo, no habrá necesidad de inscribir los equipos que tomen parte; sólo se mandará a la secretaría del CON la nomina de los jugadores, con 72 horas de anticipación para su publicación”. Y una nota agregaba:
“Nota.- Los atletas que representen a una institución en el torneo, no podrán jugar durante todo el año sino por esa institución o no tomarán parte en juegos oficiales. Quedan EXCEPTUADOS DE ESTA REGLA LOS DEL COLEGIO NACIONAL DURANTE LAS VACACIONES”. Probablemente este articulado, que aparentemente amparaba al Dos de Mayo quiso utilizarlo como punto de apoyo, pero, el fundamento de la Dirección Técnica del CON era que el partido constituía continuación del Campeonato de Fútbol de 1927, y en consecuencia habiendo intervenido en este el Colegio Nacional, sus jugadores que habían participado, no podían hacerlo por otro en el mismo campeonato.
Contra todas las advertencias Dos de Mayo ingresó a la cancha con los dos jugadores mencionados.
El presidente de la Comisión Técnica pidió a los dirigentes del Dos de Mayo, que reemplazaran a los dos; se produjo una violenta discusión entre el vicepresidente del Dos de Mayo, Moisés Cesár, otros dirigentes del club y los miembros de la Comisión Técnica. Como de ninguna manera querían ceder los de Dos de Mayo, el mayor Ochoa solicitó el auxilio de la fuerza pública, y mandó echar del campo a todos los jugadores del equipo del Dos de Mayo en vista del desacato a sus disposiciones como presidente de la Comisión Técnica del CON. La Comisión en pleno en su sesión inmediata aprobó la actitud del presidente en todos sentidos, pero, Dos de Mayo elevó una enérgica protesta ante la delegación del CON, la que solicitó informes a la Comisión Técnica, los estudió, los volvió para su revisión y fallo definitivo, y esta ratificó su fallo anterior y acordó mantenerlo. Pero lo grave del asunto fue que Dos de Mayo envolvió en el escándalo a José Pardo, acusándolo de promotor y de haber influido en Ochoa para la expulsión del equipo, atribuyéndole toda la culpa de lo sucedido. El Loreto en sesión del 28 de octubre acordó “solidarizarse con el Dos de Mayo, contra la Comisión Técnica del CON, por el ultraje a la juventud deportiva, que significaba el hecho de haber arrojado al equipo del Dos de Mayo 10 metros fuera del field y con la fuerza pública”.
Este acuerdo provocó la inmediata renuncia del presidente del Loreto, Germán Segura, por no estar de acuerdo con el procedimiento institucional.
Empezó a notarse que había interés en determinadas personas en aprovechar del incidente para revivir viejos rencores institucionales, y en los diarios locales se descendió al insulto y hasta a hacer poses de regionalismo. El presidente del CON en vista de que la situación iba tomando caracteres de obstrucción a la labor que desempeñaba, solicitó el auxilio de la autoridad política denunciando “la existencia de un propósito enfermizo de estorbar la labor del CON, con chismes callejeros y diatribas vulgares”. En su sesión del 4 de noviembre el CON dio por terminado el asunto estableciendo que “el responsable de los acontecimientos fue el vicepresidente de Dos de Mayo, Moisés Cesár, quien soliviantó los ánimos de los jugadores del Dos de Mayo, desacató las disposiciones de la Dirección Técnica, lo que agravaba su actitud de rebeldía; todo lo que le hacía merecedor de una sanción, por lo que será puesto en conocimiento del Comité Central; y teniendo en consideración que el equipo del Dos de Mayo, al obedecer las ordenes del capitán del equipo y del vicepresidente no ha manifestado indisciplina ni rebelión a los mandatos reglamentarios, el castigo que se le impuso de abandonar la cancha fue excesivo y merece darle una satisfacción, declarando culpable únicamente al capitán del equipo por haber desobedecido las ordenes del presidente de la Comisión Técnica, atendiendo únicamente las del vicepresidente Cesár, responsabilidad que debe contemplar la Comisión Central”. Este desagravio, lejos de solucionar el conflicto, parece que empeoró las cosas. Los interesados no querían ceder por ningún lado. Todos se sentían con derecho a exigir más y no conceder nada, simplemente por capricho, desmedido orgullo y amor propio. Mientras tanto las actividades deportivas estaban interrumpidas. Tocaba ya a su fin el mes de noviembre. La respuesta del Dos de Mayo a la comunicación del CON, haciéndole conocer el acuerdo del 4 de noviembre, revelaba insistente rebeldía. El 22 de noviembre el CON acordó en sesión “aprobar en todas sus partes la resoluciones de la Comisión Técnica, respecto al asunto del 12 de octubre; que la Comisión Técnica oficie al Dos de Mayo concediéndoles un plazo de 48 horas para que resuelva la situación anormal que había creado no aceptando las disposiciones emanadas de la Comisión Técnica, bajo apercibimiento de suspensión”. Ante esta resolución Dos de Mayo comunicó a la Comisión Técnica un acuerdo de sesión de declararse en receso por 90 días; que la delegación del CON interpretó como un intento de evadir la sanción que pudiera aplicarle la Comisión Central y considerando que se habían agotado todos los argumentos para llegar a una solución armoniosa, decretó la suspensión del Dos de Mayo por cinco meses en todas las actividades deportivas. De este modo el Campeonato de Navidad organizado por la Comisión Técnica del CON, bajo los auspicios de la Municipalidad se llevó a cabo sin la concurrencia del Dos de Mayo. Sus bases fueron aprobadas el 3 de diciembre iniciándose el 11 del mismo. Comprendía pruebas atléticas y fútbol pero por separado.
En las pruebas atléticas, Francisco Ríos Vásquez del José Pardo hizo 25 puntos, conquistando primeros puestos en 100 y 200 metros planos-sin batir las marcas de Julio Silva-400 metros y salto largo; un segundo puesto en salto alto con garrocha, y dos terceros en salto triple y salto alto.
El segundo puesto lo ocupó Adolfo Vargas de la Marina con 17 puntos. Ramón Cisneros obtuvo el tercer puesto con 14 puntos, con un primer puesto en salto triple que no quebró su record de 12.48. Saltó 11,77. De la Cruz Huamán de Regimiento hizo 10 puntos en disco y bala, que no fueron marcas notables. Fue el cuarto puesto. Fernando Carrillo ocupó el quinto puesto con 6 puntos, y Julio Silva el sexto con 5 puntos. Nótese que Julio Silva había bajado considerablemente en su rendimiento, pues sus competidores, sin mejorar sus marcas ocupaban los primeros puestos. Igual fenómeno ocurría con Fernando Carrillo de Loreto. Las causas a mi juicio fueron, en el caso de Silva que este no se adaptaba a las nuevas técnicas.
En 100 metros sus partidas eran defectuosas y nunca pudo asimilar el secreto del primer impulso. Después de los 50 metros recién empezaba a tomar velocidad. Por otra parte, ya se usaban zapatillas especiales y Silva jamás quiso correr con ellas, prefiriendo hacerlo siempre descalzo. En cuanto a Carrillo su decadencia era fruto de su falta de salud, que su vida, contraria a las normas que debe seguir un deportista la iba minando lentamente, sin que acaso él se diera cuenta. Estos dos atletas, que desde mi punto de vista fueron los más completos, se opacaron muy pronto y es posible que de no haber mediado las circunstancias antedichas su progreso hubiera sido notable y nos habrían deparado satisfacciones mejorando sus marcas. Pero, quedaban dos promesas: Francisco Ríos Vásquez que apenas contaba 18 años, y ya conquistaba primeros puestos, y Ramón Cisneros que se asimilaba disciplinadamente a la nueva técnica. En suma el campeonato en las pruebas atléticas fue un nuevo triunfo para el José Pardo que acumuló 44 puntos, contra 17 de su mas cercano perseguidor. Adviértase que ya se notaba cierta decadencia en el atletismo y aunque se ponía todavía grande entusiasmo en su práctica, no aparecían nuevos valores aparte del ya mencionado Ríos. En fútbol José Pardo ganó todos sus partidos e hizo 10 puntos, contra 6 de la Marina, 4 del Regimiento, 2 del Loreto y 0 de CNI. Durante el desarrollo de este campeonato se suscitó otro incidente el 25 de diciembre al realizarse la prueba de nudo de guerra entre Regimiento y José Pardo. Según las versiones oculares, Regimiento había cedido hasta cruzar la marcas del suelo, no obstante haber sido avisado el juez, que era Alberto Burga Cisneros, a la sazón presidente de la Comisión Técnica del CON, tardó en dar el pitazo que anunciaba el final de la prueba, dando oportunidad al equipo del Regimiento a recobrarse, y volviendo a la marca después de breve esfuerzo logró arrastrar al equipo del José Pardo. Terminado el programa el fiscal del club, que al mismo tiempo era el capitán del equipo, Rafael Suárez Floret, se acercó a Burga Cisneros, no a reclamarle precisamente, sino a hacerle notar su falta, por cuyo motivo este se acaloró, llegando a desafiar a Suárez Floret con estas textuales palabras: “Yo soy hombre en cualquier terreno”.
La reclamación entonces, fue presentada en forma regular y como resultado del fallo de la Comisión se cruzaron notas agresivas entre dicha Comisión y el club.

Wednesday, May 14, 2008

NOTA URGENTE

Nos han llegado sendos mail de lectores de las Crónicas de Pacarmón, que se preguntan sobre el destino del estadio del A.C. José Pardo, en los que muestran su preocupación y rechazo por el destino que se le quiere dar al terreno que con mucho esfuerzo de directivos anteriores se compró; todo para destinarlo a actividades que nada tienen que ver con el fútbol ni los deportes en general. Desde esta tribuna expresamos también nuestro enérgico rechazo a tal determinación, que no hace sino distorsionar los principios en los que se creó el José Pardo, y exigimos se revoque tan nefasta intención.
Pablo Fernando Montalván
Editor.

14/5/2008
“¿A propósito, hay alguna crónica que narre la adquisición de su terreno de fútbol de las calles Castilla/Alzamora/Ricardo Palma/Av. Mcal.Cáceres? Hace poco leí de la baja a segunda división del club, además, que los dirigentes actuales suscribieron un convenio con uno de esos grupos de cumbia para hacer un "complejo" tipo el del CNI. ¿Es cierto todo ello?”

22/4/2008
“Fernando, ¿tienes la gráfica del primer equipo de fútbol de Iquitos o la foto de los ingleses jugando con un combinado local?. Me olvidaba anunciarte, la actual dirigencia del Pardo está cambiando la posición de la centenaria cancha de fútbol cuyos arcos daban entre las calles Alzamora y Castilla ahora será de Ricardo Palma y Cáceres, mas chica, para que se construya un bailódromo en la parte de la calle Alzamora. Son 7 mil metros cuadrados que le están dando a una promotora. Y nadie dice nada ni las autoridades ni la prensa ni la hinchada, Que vergüenza”.

Sunday, May 11, 2008

HISTORIA DEL DEPORTE LORETANO-continùa

Resultado final del campeonato de 1,927.

FUTBOL.

Primeros equipos:

José Pardo: Jugados 5; Ganados 3; Empatados 2; Perdidos 0; Puntos 8.
Dos de Mayo: Jugados 5; Ganados 4; Empatados 0; Perdidos 1; Puntos 8.
Loreto: Jugados 5; Ganados 3; Empatados 0; Perdidos 2; Puntos 6.
CNI: Jugados 5; Ganados 2; Empatados 1; Perdidos 2; Puntos 5.
Regimiento: Jugados 5; Ganados 1; Empatados 1; Perdidos 3; Puntos 3. Marina: Jugados 5; Ganados 0; Empatados 0; Perdidos 5; Puntos 0.

Segundos equipos:

José Pardo: Jugados 3; Ganados 3; Empatados 0; Perdidos 0; Puntos 6.
Dos de Mayo: Jugados 3; Ganados 2; Empatados 0; Perdidos 1; Puntos 4. Loreto: Jugados 3; Ganados 1; Empatados 0; Perdidos 2; Puntos 2.
CNI: Jugados 3; Ganados 0; Empatados 0; Perdidos 3; Puntos 0.

Terceros equipos:

José Pardo: Jugados 2; Ganados 2; Empatados 0; Perdidos 0; Puntos 4.
Dos de Mayo: Jugados 2; Ganados 1; Empatados 0; Perdidos 1; Puntos 2. Loreto: Jugados 2; Ganados 0; Empatados 0; Perdidos 2; Puntos 0.

Equipos infantiles:

José Pardo: Jugados 3; Ganados 1; Empatados 1; Perdidos 1; Puntos 3. Loreto: Jugados 3; Ganados 1; Empatados 1; Perdidos 1; Puntos 3.
Dos de Mayo: Jugados 3; Ganados 1; Empatados 1; Perdidos 1; Puntos 3. CNI: Jugados 3; Ganados 1; Empatados 1; Perdidos1; Puntos 3.

HAND BALL FEMENINO.

José Pardo: Jugados 2; Ganados 1; Empatados 1; Perdidos 0; Puntos 3. Loreto: Jugados 2; Ganados 1; Empatados 1; Perdidos 0; Puntos 3.
Dos de Mayo: Jugados 2; Ganados 0; Empatados 0; Perdidos 2; Puntos 0.

Resultado general acumulativo (que se computó entonces).

José Pardo: 24 puntos. Dos de Mayo: 17 puntos.Loreto: 14 puntos. Regimiento: 3 puntos.CNI: 8 puntos. Marina: 0 puntos.


ANECDOTARIO

Y ahora el eclipse de una estrella.
El 16 de abril del año 27 se inició el Campeonato Oficial de Fútbol y todas las demás pruebas, incluso Hand Ball femenino. A primera hora jugaron los equipos infantiles de José Pardo y CNI; en el intermedio se realizó el lanzamiento de la bala, que dicho sea de paso ganó Julio Silva, le siguió Hermenegildo Zambrano del Dos de Mayo y tercero fue Francisco Pereira Sánchez del José Pardo; y en el partido de fondo los primeros equipos de José Pardo y CNI. Era la primera presentación en un campeonato oficial, del CNI. El que esto escribe cubría el ala izquierda de la línea medular del cuadro constituida entonces por dos aleros y un centro. Muchos decían que era una promesa y le aguardaba un brillante porvenir futbolístico. Hacia tras años que estaba haciendo todo deporte; 20 años, mucha voluntad y una gran disciplina. Era el tiempo en que se rogaba para jugar, pues había muchos esperando oportunidad. Aquella mañana había sacrificado el almuerzo en el cumpleaños de un entrañable amigo: Jorge Chávez Vásquez, que no sé porque era del Dos de Mayo. Pasaron las viandas que sólo Guabloche, Palestini y Jorge disfrutaban copiosamente. Tenia fijo el pensamiento en la responsabilidad del partido. Y lo inesperado aconteció. El partido no era duro ni la delantera de CNI peligrosa. Un ataque de los albos me hizo replegar hasta el área chica y cuando fue despejada la bola hasta el centro nos la devolvieron por la izquierda en un tiro largo y alto que me dispuse a rechazar con la zurda, y en el instante en que lo hacía, Hernán Gonzalo entró impetuosamente para impedirlo, saltando para atajar la bola. No lo logró, pero su pie cayó con todo el peso de su cuerpo sobre mi rodilla derecha, que en aquel momento sostenía todo el mío. Caí y no pude levantarme; tenía la rodilla suelta. Quince días no pude caminar; los “sobadores” me maltrataron, después, lentamente bajó la hinchazón y calmó el dolor. Dos meses después volví a la cancha para hacer ejercicios, pero la rodilla flaqueaba y no flexionaba con soltura. La abandoné por tres años y creyéndola buena volví de nuevo, pero fue inútil. Flaqueaba en los arranques y en plena carrera, y…lo peor, tenía miedo…
Y así el deporte perdió una estrella.

&&&

La inauguración del nuevo Estadio avivó enormemente el entusiasmo de los dirigentes, que tanto tiempo habían esperado por una obra semejante, que, aunque no reunía todas las condiciones técnicas requeridas, era la etapa inicial para llegar a conseguirlas. Por motivos políticos le pusieron el nombre “Augusto B. Leguía”, pero este era un detalle que a nadie importaba, tanto que no fue obstáculo para poner de manifiesto el desprendimiento de personas e instituciones. El José Pardo, además del aporte de Un mil soles, adquirió 50 bonos, aparte de que algunos socios personalmente adquirieron los suyos. De idéntica forma los demás clubes y sus socios. El diputado Santiago Arévalo tomó 25 bonos y el gobierno tomó todos los restantes, haciendo así posible la inmediata realización de la obra.

&&&

Los fondos que se habían estado acumulando, fruto de espectáculos deportivos y colectas, para la realización del viaje de un equipo de fútbol al Brasil, al no ser posible efectuarlo, fueron distribuidos entre los clubes, con la oposición del José Pardo, que propugnó la idea de crear un fondo para la Liga Departamental de Fútbol. Al no ser aceptada su proposición, cedió la parte que le correspondía al Comité Pro-Aviación, que presidía el prefecto Molina Derteano y que, como anotamos se encargó de la construcción del Estadio.

&&&

El resultado de la pruebas atléticas del campeonato de 1,927, que se computaron en forma individual fue el siguiente: Julio Silva: José Pardo, 8 puntos; declarado campeón. Ramón Cisneros: José Pardo, 5 puntos; subcampeón. Francisco Ríos: José Pardo, 5 puntos. José Ayllón: Dos de Mayo, 3 puntos. De la Cruz Huamán: Regimiento, 3 puntos. Eduardo Cilloniz: Regimiento, 3 puntos. Hermenegildo Zambrano: Dos de Mayo, 2 puntos.Fernando Carrillo: Loreto, 2 puntos.Francisco Pereira Sánchez: José Pardo, 1 punto. Toribio Solsol: Regimiento, 1 punto.

&&&

Se estaba haciendo la alegoría en la nueva fachada del local del club. Según el plano debía ostentar el emblema del club en todos sus detalles y como se sabe en el centro del triangulo verde hay una pelota de fútbol. El albañil encargado de la obra quería ponerlo en relieve y cuantas veces había conformado la mitad de esfera de mezcla adherida a la pared, tantas veces se había caído. Decepcionado el obrero, estaba por desistir de su empeño, pero algunos socios que constantemente estaban presentes no podían resignarse a que la pelota solo se representara pintada, desluciéndolo todo y haciendo contraste con lo demás que estaba en relieve. Pero no encontraban la solución. Hasta que de pronto Francisco Silva Bartra no se sabe si en broma o en serio dijo: ¡Clava la masa con unos cuantos clavos de seis pulgadas! El inteligente obrero cogió al vuelo la idea y…al fin pudo sujetarse la mezcla. Y así se empezó a trabajar el cemento armado en Iquitos.

Sunday, May 04, 2008

HISTORIA DEL DEPORTE LORETANO-continùa


Sección femenina del Athletic Club José Pardo.
De izquierda a derecha. De pie: Josefa Rojas, Julia Olórtegui, Rosa Fonseca, Victoria Córdova, Juana Terrones.
En el centro: Julia Fonseca.
Sentadas: Juana López, Delicia Dellepiani, Rosa Lores.


Emplazamiento de la sección femenina en la Plaza 28 de Julio.

A continuación damos algunas marcas que establecían records locales de atletismo en damas y varones, controladas por la Comisión Técnica, en el campeonato de 1927.

El 31 de noviembre Ramón Cisneros marcó en salto triple 12.23 m.
El 15 de octubre, Julio Silva, en salto largo 6.12 m.
El 24 de setiembre, Rosa Palestini del José Pardo, marcó en 80 metros planos, 12’’
El 10 de abril, Julio Silva, en lanzamiento de bala marcó, 9.30 m.
El 17 de abril, Adela Braizat de Medina, del Loreto, marcó en salto largo, 4.17 m.
El 10 de mayo, Josefa Vásquez Córdova, del José Pardo, en salto alto pasó, 1.20 m., y Delicia Dellepiani del Pardo, 1.05 m.
En esta misma fecha, José Pardo se adjudicó-jugando en partido amistoso con Loreto, ganado por 1 a 0-la copa de plata “Gran Bazar”.
El 15 de mayo, Mercedes García, del Dos de Mayo, marcó en 100 metros planos, 16’ 2’’; Delicia Dellepiani del Pardo, 16’ 1’’; Adolfina Page del Loreto, 16’.
El 29 de mayo, Adela Braizat, lanzó la bala, 7.42 m.; Ernestina Catter del José Pardo, 7.11 m.; y Rosa Fonseca del Pardo, 7.04 m.
El 3 de junio Francisco Ríos del José Pardo saltó con garrocha 2.80 m., y José Ayllón del Dos de Mayo, 2.75 m.
El 16 de junio Adela Braizat, saltó triple, 8.44 m., y Delicia Dellepiani, 8.22 m. El 26 de junio Delicia Dellepiani lanzó jabalina 18.59 m., y Adela Braizat 18.49 m.
El 30 de enero disputándose entre José Pardo, Loreto y Dos de Mayo, pruebas de Hand Ball femenino y carrera con banderas, José Pardo se adjudicó un tintero de plata.

He aquí los equipos que intervinieron en ambas pruebas:

José Pardo. - Rosa Palestini, Maria Luisa Palestini, Delicia Dellepiani, Ofelia Elespuru, Margarita Henderson, Elena Linares y Juana Ferreira.

Loreto. - Adela Braizat, Adolfina Page, Julia Montero, Asteria del Águila Sara Ozambela, Felicia Fachín, Manuela Ruiz, Maria Nascimento.

Dos de Mayo. - Mercedes García, Carmen Rojas, Delia Vargas, Cecilia Ramírez, Emma Sánchez, Ernestina Tafur, Esther Chacón.

El 24 de julio se jugaron los últimos partidos en la Plaza 28 de Julio. Esta despedida correspondió a los equipos del José Pardo y Loreto, que cerraron la fecha ganando José Pardo por 4 a 1 en partido arbitrado por Alfonso Mori Cuipal, del CNI.El 28 de julio se inauguró el Estadio Augusto B. Leguía, en ceremonia oficial y el 29 se realizaron los dos primeros partidos, entre José Pardo y Dos de Mayo, entre primeros y segundos equipos; partidos que correspondían a los dos últimos del campeonato.
Cabe advertir que en la mañana del 29 llovió copiosamente y todo el camino estaba fangoso, circunstancia que no fue obstáculo para que el público se trasladara al nuevo Estadio en crecido número, tanto por la categoría del espectáculo, pues, el campeonato de los primeros equipos se iba a definir en especiales circunstancias, como por la novedad de las nuevas instalaciones.
Dos de Mayo tenía 4 partidos jugados todos ganados, sumando 8 puntos; José Pardo de 4 jugados tenía 2 ganados y 2 empatados, sumando 6 puntos. Le bastaba a Dos de Mayo un empate para conquistar el campeonato y todo hacia suponer que pocas eran las probabilidades de José Pardo. El partido fue dramático. Dos de Mayo abrió el marcador a los 25 minutos y el público daba ya por definido el partido, cuando de manera sorpresiva, el delantero centro Jorge England, aprovechando un bien colocado pase de Rafael Calvo, empalmó potente tiro desde fuera del área anotando el gol de empate y antes de los cinco minutos, el mismo England puso el segundo gol en forma parecida, pero esta vez por pase de Lorenzo Ramírez. El segundo tiempo fue ardorosamente disputado, pues Dos de Mayo lejos de desmoralizarse con el contraste, buscaba el empate con verdadera desesperación. Faltaban 15 minutos para finalizar cuando en un ataque al área de Antonio Wong, el delantero del Dos de Mayo Guillermo Perea lo atropello contra el poste derribándolo y parece que le pisó en la clavícula rompiéndosela. Fue retirado del campo, y como era el tiempo en que no había cambios, pues estos eran considerados una afrenta, el defensa Julio Silva pasó a ser golero, quedando el equipo disminuido a 10. Pero Silva, inspirado durante los 15 minutos que duró el dramático asedio de su arco, salvaba milagrosamente las furiosas arremetidas que pasaban la muralla de defensa que hicieron Ríos, Delgado, Núñez, La Torre, Ramírez y Runciman, logrando así una victoria que nadie había esperado. El equipo estuvo formado por Antonio Wong, Francisco Ríos, Julio Silva, Ángel Delgado, Carlos Núñez, Aníbal La Torre Vicente Salas, Rafael Calvo, Jorge England, Lorenzo Ramírez y Francisco Runciman. El 9 de julio se había despedido el Comandante Valdivia, dejando la presidencia del CON al Comandante Carrillo. El nuevo organismo había incorporado a la Comisión Técnica, además del Dr. Julio Acosta Cárdenas, a los señores Mauricio Moses, Manuel Iglesias Barcia, Dr. César Reategui Morey y Manuel O. Pinto. Al concluirse el campeonato se suscitó una larga controversia sobre si había o no campeón de 1,927. La delegación del CON estableció al fin que existía empate porque así lo determinaban las bases y que se procedería al desempate oportunamente para la proclamación. El 13 de agosto se aprobó el cuadro de encuentros del Campeonato “8 de octubre” en el que se disputaba la Copa Angamos obsequiada por el comandante Valdivia, y que al principio se tituló Copa Valdivia. En este campeonato no intervino el CNI, y sus jugadores empezaron a actuar por otras instituciones. La prensa hizo resaltar estas intervenciones, llamándolas incorrecciones de los jugadores del CNI.
El 14 de agosto se practicaron las elecciones y puede afirmarse con justicia que este fue el periodo de mayor actividad deportiva institucional.




Saturday, May 03, 2008

HISTORIA DEL DEPORTE LORETANO-continùa

Ejercicios gimnásticos en la celebración del XX aniversario


En el periodo institucional 1,926-1927 le correspondió a Alfonso Bartra del Águila ejercer la presidencia.
Este periodo institucional estuvo precedido de muchos preparativos encaminados a festejar el XX aniversario de fundación.Dichos festejos se iniciaron el sábado 28 de agosto con la iluminación, ornamentación de la fachada e interior del local, y un banquete entre los asociados. El 19 de agosto, en programa aprobado por las autoridades deportivas se realizó un desfile, al que concurrieron los socios de ambos sexos de todos los clubes, que partiendo de la Plaza 28 de Julio se encaminó a la Plaza de Armas por el Malecón Tarapacá, doblando en la Plaza Castilla, y regresó por el Jirón Próspero hasta el centro de la Plaza 28 de Julio. El desfile estaba encabezado por el José Pardo, con Doroteo Arévalo portando el estandarte del club, seguido del primer equipo de fútbol, luego la sección femenina en dos grupos, capitaneados por Emilio Berger y Eduardo Noriega, a continuación el segundo, tercero A y tercero B de fútbol, luego los dos equipos infantiles, y cerrando, la sección de gimnasia con 22 atletas comandada por Rosell Santolaya. A continuación seguían delegaciones uniformadas de los clubes locales. En la tribuna oficial preparada para el acto, estaban instaladas las autoridades políticas y deportivas, entre las que se encontraba el prefecto del departamento Molina Derteano, el comandante Alejandro Valdivia presidente del CON, el doctor Wenceslao Pinillos Rosell, el comandante de armas coronel Bernales y muchas autoridades más, ante quienes desfilaron los deportistas ejecutando el saludo olímpico, tomando al final sus respectivos emplazamientos. La nota vistosa del desfile la dio la sección de gimnasia del José Pardo que llevaba trajes típicos de los gladiadores romanos: sandalias sujetas con cordones blancos formando rombos sobre las medias negras, hasta encima de la rodilla, pantalón blanco hasta medio muslo, camisa blanca de mangas largas y cinturón verde, diadema de hojas de hiedra en la cabeza y una clámide verde, de la que se despojaron para depositarla en la baranda del estrado oficial. La plaza estaba atestada de público, que como de costumbre formó un cuadrilátero en torno a la cancha de fútbol. El programa consistió en ejercicios gimnásticos en paralelas, barra, argollas, etc., una carrera con banderas entre las secciones femeninas de los tres clubes, un partido de hand ball entre las del Pardo, y cerrando el programa un partido de fútbol entre los primeros equipos del Pardo y la Marina, que salió sorteado de entre los equipos concurrentes al desfile. Por la noche en el local del club se realizó un baile social con la concurrencia de los socios de todas las instituciones deportivas y autoridades locales.
El 1º de setiembre se realizó la sesión solemne de juramentación y transmisión de mando, con asistencia oficial y representantes de las instituciones locales, ceremonia presidida por el prefecto Molina Derteano y el marco de considerable concurrencia. El acto central fue la entrega al presidente del Dos de Mayo, de un diploma y medalla de oro como testimonio de gratitud y reconocimiento por el gesto de confraternidad deportiva en oportunidad de los desagradables acontecimientos que originaron la campaña del general Álvarez contra el club; expresión que se hizo extensiva a la persona del señor Sebastián Castro López, con otro diploma y medalla de oro, como autor de la moción que declaraba a todos los socios del Pardo, socios honorarios del Dos de Mayo, brindándoles su local como sede institucional mientras durara la persecución. Al final de la ceremonia se inició el baile social con la clásica “cuadrilla” en la que tomaron parte las principales autoridades y presidentes de los clubes locales, encabezados por el prefecto del departamento.
La junta directiva quedo constituida de este modo:
Presidente: Alfonso Bartra del Águila
Vicepresidente: Eliseo Salazar Carrasco
Fiscal: Gustavo Peláez Moreno
Director Técnico
de deportes : Emilio Berger Sigel
Tesorero: Melchor Celis
Secretario: Doroteo Arévalo Bernales
Protesorero: Julio Olórtegui
Prosecretario: Adolfo Velásquez
Vocales: Miguel Villacorta,
Francisco Silva Bartra,
Manuel Rosell Santolaya.

La celebración XX aniversario tuvo una gran trascendencia en el ambiente local, no sólo por la forma inusitada como se había llevado a cabo, y el despliegue de actividades en dicha celebración, sino también porque para muchos el José Pardo era el alma máter del deporte en Iquitos, ergo Loreto, y la institución que marcaba rumbos tanto en organización como en desarrollo.Los intelectuales y hombres de letras también se unieron para dedicarle sendas columnas en los principales órganos periodísticos de la época. He aquí lo que decía Rafael Ángel Vidurrizaga, destacado periodista loretano, en algunos párrafos del editorial de “El Eco”:
“Ni la obra de destrucción histórica, en que estuvieron empeñados algunos funcionarios estúpidos para borrar ese nombre en Loreto, ni los reveses que en su vida social sufriera el ACJP, han podido amilanar el espíritu de esa juventud y sembrar el pesimismo o desaliento en los que saben que honrar el nombre de quien dirigiera nuestra nación con patriotismo no es crimen ni oposición a nadie. Es mas bien un acto meritorio que debe estimularse”.
“Ese es el mejor galardón (se refiere sin duda a la idea de honrar el nombre-nota de Pacarmón-), que puede ostentar la juventud de Loreto que aun no está contaminada de infamia ni rencores. Esa obra, justo es declararlo corresponde al Athletic.”
“El ACJP en su largo periodo de actividades ha realizado una obra de la que pocos pueblos pueden enorgullecerse. Recibió niños débiles y los ha devuelto a la patria hombres fuertes y disciplinados, con un romanticismo sano respecto al progreso de un país. Creyentes y optimistas, no les importa el partido que gobierna sino los actos honrados que demuestran en su administración quienes gobiernan. Esa obra la ha realizado Meza, su fundador”.
“El Athletic Club José Pardo ha sido la fuente de donde han emanado todos los centros deportivos que existen, o cuando menos sus componentes han bebido la savia del optimismo de ella para vivificar otra entidad…”. (Sic)

Una las principales gestiones de este periodo fue la reconstrucción del local. Eliseo Salazar inició una colecta para este fin con un aporte de S/. 400.00. Se formularon presupuestos y se trazó plan de actividades que con entusiasmo se continuó, pero sin lograr su cristalización en el periodo institucional.
No obstante las comisiones tuvieron grande éxito en las colectas. Además de una emisión de bonos los socios activos podían contribuir voluntariamente con una cuota extraordinaria de S/. 10.00, y los auxiliares y sección femenina con S/. 3.00.
El 19 de setiembre se coloco la primera piedra del estadio Augusto B. Leguía, proyecto del coronel Molina Derteano, y obra que fue iniciada con los auspicios del Comité Pro-Aviación; organismo que con una emisión de bonos se agenció los fondos indispensables para la obra. Muchas entidades comerciales y los clubes deportivos contribuyeron, correspondiéndole al José Pardo un aporte de S/. 1,000.00 que fue entregado en dos armadas, la primera el 18 de agosto al lanzarse la iniciativa, que le fue entregada al coronel Molina por una comisión compuesta por Alfonso Bartra, Meneleo Meza, Manuel Machado y Lizardo Ruiz, quienes le expresaron al mismo tiempo la congratulación y aplauso del club, acordado en sesión; y la segunda entrega se hizo el día de la colocación de la primera piedra. Durante el año siguieron sustentándose las conferencias en las sesiones de Junta General y el orden de los socios fue el siguiente: Meneleo Meza, Rafael Suárez Floret, Eloy Rodríguez Picón, Gonzalo Díaz y Luz Angélica Velásquez.
El 2 de febrero falleció Jorge Noriega Rengifo causando la consternación general no sólo en el club sino en todas las esferas deportivas y sociales, pues sus dotes de caballero y deportista habían conquistado el aprecio general. Sus restos fueron velados en el local del club.Las actividades deportivas continuaron con la misma intensidad y siempre en el ambiente de pugna y rivalidad características de la época, y el calor con que se tomaban las cosas. No faltaban dentro de ese aspecto, rencores infundados que se ponían de manifiesto y en la opinión de los observadores merecían las más acres censuras.Un periódico local, comentando un partido jugado entre José Pardo y Marina el 29 de agosto, refiriéndose al arbitro Alberto del Río, decía: “Debemos poner de manifiesto la muy visible animadversión que el referee del Río demuestra al Athletic. Hay ciertas demostraciones de odio, que al hacerse presentes en ciertas ocasiones, sólo sirven para desmedro del que las manifiesta”.
El 6 de setiembre se realizó el programa de aniversario del Loreto, gentilmente aplazado. El partido final fue entre José Pardo y Dos de Mayo, que ganó el primero por 2 a 0, con goles de Lorenzo Ramírez y Lizardo Ruiz.
El programa se realizó en la Plaza Leoncio Prado, y el trofeo una pelota de fútbol que el capitán Vicente Salas obsequió a la sección femenina del club.
El 24 de setiembre en un programa organizado por el CON, se disputaron diferentes pruebas atléticas entre varones y damas y como número final un partido de fútbol entre José Pardo y Dos de Mayo por el trofeo “Tarjeta de plata Cecil Williers”, ganando Dos de Mayo por 3 a 1. En el torneo pro Monumento Grau que finalizó el 24 de octubre, José Pardo ganó a Loreto por 1 a 0, una estatua de terracota, obsequio de los empleados de la Caja de Depósitos y Consignaciones. El 27 de noviembre al realizarse en la Plaza 28 de Julio uno de los acostumbrados programas deportivos dominicales, se produjo un incidente entre los instructores de la sección femenina del club Gustavo Peláez y Eduardo Noriega, y el doctor Gerardo Verástegui. Dichos instructores acompañaban el equipo femenino a la cancha y Verástegui se opuso a ello, y como insistieran Peláez y Noriega, los mandó retirar con la fuerza pública. Hubo un grave altercado en el que intervino Berger que estaba presente, y trató de hacer entrar en razón a Verástegui, obteniendo de este la tajante respuesta: ¡Aquí mando yo! Berger ordenó que las equipistas abandonaran la cancha y posteriormente emitió en su carácter de director técnico del José Pardo, un decreto suspendiendo toda intervención de los representativos del club. Esta actitud casi provocó un receso en las actividades deportivas locales. Intervinieron los dirigentes del CON, y al fin el 19 de enero de 1927, el comandante Valdivia concurrió a una sesión del club, en la que se iba a tratar del receso deportivo de éste. La presencia de Valdivia fue tomada como una cortesía, pero en nada mermó la exigencia de los dirigentes del club, quienes plantearon la sustitución de Verástegui, y al final , contra la opinión del fiscal y la renuncia del cargo de director técnico presentada por Berger, para no alternar con Verástegui; después de una brillante alocución del comandante Valdivia, invocando conciencia y espíritu deportivo, sobre la base del postulado “Sálvense los principios y perezca el hombre”, se acordó por mayoría volver a la actividad.
Valdivia acogió con entusiasmo el acuerdo, felicitando a los socios por la magnifica muestra de abnegación deportiva que habían dado y prometió no estar lejos el día en que, como verdaderos hermanos, se confraternizaría en lucha y en los triunfos. El mencionado incidente fue motivo de que José Pardo no concurriera a los festejos de aniversario del Dos de Mayo el 1º de enero. Se reanudaron las actividades, y el 27 de abril fue reemplazado el doctor Verástegui por el doctor Julio E. Acosta Cárdenas en las funciones de presidente de la Comisión Técnica del CON. El 26 de febrero fueron aprobadas las bases y tabla de encuentros para el campeonato de 1927; de fútbol para primeros, segundos, terceros y equipos infantiles de los clubes, con excepción de Regimiento y Marina que sólo tomaban parte en primera por razones obvias; hand ball femenino, y atletismo para damas y varones.
Las pruebas deberían iniciarse el primer domingo de abril, pero se aplazaron al 10 de abril por la definición del campeonato pro monumento Serafín Filomeno. Este campeonato se había iniciado el 20 de marzo y sólo intervinieron en él José Pardo, Loreto, Dos de Mayo y CNI, por eliminación. En la primera fecha Loreto ganó a Dos de Mayo 2 a 1, y José Pardo empató con CNI. El 27 rompieron el empate ganando el Pardo por 3 a 0. El 3 de abril jugaron la final José Pardo y Loreto, por 2 a 1 ganó Loreto.
El balance económico dio un saldo de S/. 101.80 que le fue entregado al secretario de la Comisión Pro-Monumento, Francisco de la Puente Castañeda.