Monday, March 03, 2008

HISTORIA DEL DEPORTE LORETANO-continùa


Pero de todos modos, con gol o sin el, ganando o perdiendo el partido, el Pardo ganaba el torneo, de suerte que sin ninguna objeción les fue entregada la “Juana de Arco” en el mismo campo de juego. Por cierto que fue Salas quien la recibió.
El último fue el torneo por la “Copa Esponda” que empezó a organizarse en setiembre de 1920, las bases se abrieron y discurrieron al 15 de mayo de 1921 y empezó el 24 de julio en conmemoración del Centenario de la Independencia Nacional, alternativamente en las Plazas 28 de Julio y Leoncio Prado.
Interesante es hacer notar que este fue el campeonato que más pruebas tuvo, entre los realizados hasta entonces. Dieciséis de atletismo, carreras con banderas y partidos de fútbol, y por primera vez base-ball.
El base-ball no era practicado más que por el Loreto que aparentemente era el único club que tenía equipo para este deporte. De este modo al abrirse las bases y formularse el programa para cada fecha y darse con el hecho de que el Pardo y Dos de Mayo no podían presentar equipo, se estableció que el 26 de julio el Loreto debía hacer una exhibición de tal deporte, adjudicándose los 22 puntos que suponía su victoria sobre los equipos del José Pardo y Dos de Mayo.
Tal exhibición no se realizó pero el jurado le adjudicó los 22 puntos.
Esta, según los interesados y los que están acostumbrados a especular ciertas apariencias con el propósito de hacer daño, fue una maniobra del Loreto, lo que no se confirmó, ni podía ser así, ya que las bases remitidas por el comandante Esponda, fueron abiertas en presencia de los delegados de los tres clubes, el 15 de mayo y fueron aceptadas por todos.
Sucedió que la colonia china, en su deseo de colaborar en el éxito de los festejos del Centenario de la Independencia Nacional, en el lapso de los trámites de la aprobación de las bases del Campeonato hizo confeccionar una tarjeta de Oro de 12 por 8 centímetros y sesenta gramos de peso, con leyenda grabada alusiva al acontecimiento y un magnifico diploma que agregó a la Copa Esponda, como trofeo para el vencedor del torneo. Los entendidos han calculado el valor de la tarjeta, en aquel tiempo, en un mil quinientos soles, de allí que el interés por ganar el torneo llegara al máximo, haciendo de el una de las competencias mas reñidas y emotivas de la historia deportiva de Loreto. He aquí el programa del Campeonato por la “Copa Esponda”:
24 de Julio en la Plaza Leoncio Prado: 8 de la mañana.
Carrera de 2 millas. (Se dio 10 vueltas al perímetro de la cancha de fútbol) 2 a 5 de la tarde.
Salto alto “con viada” Carrera de 400 metros. (una vuelta a la cancha de fútbol) Salto largo “con garrocha”. Fútbol de eliminación entre Loreto y Dos de Mayo, determinados por sorteo. 25 de julio. Plaza 28 de Julio: 2 a 5 de la tarde.
Salto alto con garrocha. Salto triple Carrera de 210 metros Lanzamiento de la bola de cricket. Salto largo “sin viada” Carrera con banderas entre los tres clubes. 26 de Julio. Plaza Leoncio Prado. 8 de la mañana. Carrera de una milla. (5 vueltas a la cancha). 2 a 5 de la tarde. Salto largo “con viada”. Lanzamiento de la bala Carrera Gymkana. 400 metros. Base Ball , exhibición por los socios del Loreto 27 de Julio. Plaza 28 de Julio: 2 a 5 de la tarde .Salto alto “con trampolín” Carrera 100 metros. Salto alto “sin viada” Carrera de 110 metros con obstáculos. Partido final de fútbol entre el vencedor del 24, Loreto, y el José Pardo. Fueron cuatro días de intensa actividad deportiva, de la qué gozó el público, que en cantidad numerosa acudía a uno y otro escenario, y el resultado fue la confirmación del poderío deportivo del José Pardo, que venció holgadamente, acumulando 102 puntos, contra 58 de Loreto y 42 del Dos de Mayo. Ni aun sumados los puntos de ambos igualaban a los del José Pardo. El equipo de fútbol que disputó el campeonato estaba constituido en el orden de formación de la siguiente manera: José Vallejos, Pedro Villacorta, Jorge Noriega, Eduardo Noriega, Benjamín Dávila, José Chapiama, Alejandro Sinti, Miguel Villacorta, Adolfo Vargas, Vicente Salas y Emilio Berger. Además de estos, muchos de los cuales intervinieron en las pruebas atléticas, tomaron parte los siguientes: Julio Silva Bartra, Carlos Núñez, César La Torre, Jorge Loayza, Vicente Reyes, Manuel Estévez Vidal, Ramón Cisneros, Ventura Salazar, Juan Casanave, Arturo Pereira, José Villacorta José Nicolás Flores Pezo, Julio G. Vergara. Una fotografía, en la que se exhiben los dos trofeos y están los participantes, el entonces presidente Meza y vicepresidente Vásquez Jares hace perdurable el recuerdo de tan magnifica victoria, que simboliza una época que culmina en fecha memorable: El Centenario de la Independencia Nacional. Lástima y grande por cierto es que la “Tarjeta de Oro” haya desaparecido en 1,960. Una mano criminal aprovechando el descuido, falta de vigilancia o quién sabe, abusando de la confianza que se le dispensaba, se introdujo en la secretaría del Club, rompió el vidrio del cuadro y arrancó la “Tarjeta de Oro”. Ni siquiera dejó intacto el diploma, que mucho valía como recuerdo y testimonio de ese apogeo del deporte.
Pero, ahí queda como muda acusación, la fotografía con los jugadores que la conquistaron, como custodiándola, cual si presintieran su destino, y cuyas protestas cuando a su conocimiento llegó tan sensible desaparición, fueron desoídas con frescura digna de una época de decadencia, corrupción y desvergüenza.
























0 Comments:

Post a Comment

<< Home