Wednesday, May 30, 2007

HISTORIA DEL DEPORTE LORETANO-continùa

Por la tarde continuaron las pruebas en la Plaza 28 de Julio, con un certamen de atletismo cuyos resultados fueron los siguientes:

Lanzamiento de bala
Máximo Aguirre-8.90 m.-José Pardo
Natividad Pinedo-8.30 m.-Loreto
Leoncio Burga-8.25 m.-José Pardo

Salto largo
Emilio Berger-5.30 m.-José Pardo
Eduardo Raygada-5.00 m.-José Pardo
Leoncio Burga-4.95 m.-José Pardo



Salto alto con garrocha
Emilio Berger-2.90 m.-José Pardo
Eduardo Noriega-2.80 m.-José Pardo
Purificación Ramírez-2.60 m.-José Pardo

Salto alto
Leoncio Burga-1.50 m.-José Pardo
Emilio Berger-1.50 m.-José Pardo
Carlos del Águila-1.45 m.-Loreto

100 metros planos
Miguel Villacorta-12”-Loreto
Carlos del Águila-Loreto
Emilio Berger-José Pardo

El resultado en puntos dio 37 para el Pardo y 13 para el Loreto. Dos de Mayo no intervino.
El 30 de agosto por la mañana se realizó un concurso de tiro en el que obtuvieron los tres primeros puestos Juan B. Rojas Torres, Máximo Aguirre y Leoncio Burga. Por la tarde en la Plaza Leoncio Prado, se realizó un festival conjunto conmemorando el aniversario del Loreto.
Aquí las pruebas y sus resultados:

Salto triple
José P. Ramírez-José Pardo
Emilio Berger-José Pardo
Calixto García- Loreto

100 metros con vallas
Manuel Dávila-Loreto
Emilio Berger-José Pardo
Calixto García-Loreto

Lanzamiento de bala
Emilio Berger-José Pardo
Miguel Vergara-José Pardo
Manuel Vacalla-Loreto

400 metros
Manuel Dávila-Loreto
Calixto García-Loreto
Carlos del Águila-Loreto

No se controlaron las marcas. En la carrera de banderas entre José Pardo y Loreto ganó el primero. El partido de fútbol, clásico complemento de las tardes deportivas, se jugó entre Dos de Mayo y Loreto, ganando Dos de Mayo.
Así concluyeron los festejos de los aniversarios del Pardo y Loreto. La marcha del José Pardo era normal. El 14 de enero se había hecho cargo de la presidencia Juan B. Rojas Torres, por ausencia de Meza, quien a su regreso en junio reasumió el cargo. Emilio Berger también viajó a Europa al finalizar el periodo institucional, asumiendo el cargo de capitán de sport Tobías Vásquez.
Al iniciarse el año institucional estaban inscritos en el registro 160 socios activos y 32 supernumerarios. Con el proceso de depuración de los morosos, al finalizar el periodo sólo había inscritos 105 socios activos; los supernumerarios habían aumentado a 57.


En Loreto en cambio, la calma y armonía invocada por Luís García Torres y César A. Mesìa, sólo duró hasta un poco después de la celebración del octavo aniversario.
Los hombres claves de Loreto seguían siendo Hibraìn Vásquez, Mesìa, García Torres, Carlos del Águila, Alcibíades Zegarra, Favio Casado y Alejandro Vela Estrella. Los demás estaban en segundo plano, pero entre aquellos, Vásquez, además de pretender dominar a su antojo, distraía su atención entre la fracasada Confederación y la Sociedad de la Armonía que hemos mencionado.
De esta suerte, como existía una sorda repulsa, Vásquez se vio obligado a presentar su renuncia el 16 de septiembre de 1916.
Germàn Segura, que ingresó el 14 de septiembre, empezó a intervenir con acierto en los debates, atrayendo la atención y simpatía de los socios. Su ingreso motivó el de Máximo Themme, emparentado con Segura, cuyas condiciones como futbolista pronto lo distinguirían, hasta ocupar la punta izquierda del primer equipo. También ingresaron Joao Coelho Figueiredo y Gaspar Borges Da Cruz, que años más tarde habrían de ser elegidos presidentes.
Ya para finalizar el año 1916, en el que debía renovarse la junta directiva, aun imperaba un clima de desconcierto que se extendía hasta los jugadores o supernumerarios, y se traducía en indisciplina, falta de voluntad en los ejercicios y hasta conatos de insubordinación, que no obstante la enérgica dirección de Favio Casado, era difícil dominar.
Así, Casado pidió y consiguió de la asamblea, la expulsión de varios jugadores, entre ellos Gerardo Ayllón.

Tuesday, May 29, 2007

HISTORIA DEL DEPORTE LORETANO-continùa

Las pruebas a las que no refiriéramos líneas abajo, se realizaron en la Plaza 28 de julio y consistieron en carrera de 100 metros, saltos largo, alto, triple; y alto y largo con garrocha, lanzamiento de bala, carrera con banderas y fútbol entre José Pardo y Loreto. Además se ejecutaron ejercicios en trapecio y argollas, estos últimos por la sección de gimnasia del Pardo.
Las pruebas fueron deslucidas, por la tirantez de las relaciones del Loreto y Dos de Mayo con el organizador del evento, teniendo que efectuarse algunas pruebas entre los mismos socios del Pardo por la ausencia de los atletas de los otros dos clubes.
Con motivo del Campeonato Municipal de Fiestas Patrias, se organizó otro certamen que debía realizarse en los días 29 y 30. Tuvo las siguientes pruebas y los resultados que anotamos:

Lanzamiento de bala-Máximo Aguirre-8.75 m.-José Pardo
Salto triple-Emilio Berger-10.60 m.-José Pardo
100 metros planos-Miguel Villacorta-12.4/5”-Loreto
Salto alto con garrocha-Leoncio Burga-2.80 m.-José Pardo
Miguel Villacorta que había salido nuevamente del José Pardo, estaba participando por el Loreto y fue el único atleta que concurrió.
La carrera con banderas se realizó sólo entre José Pardo y Loreto, quedando empate; en el fútbol al no concurrir Loreto, el Pardo tuvo que jugar con el club “La Mar”, en partido inconcluso por llegar la noche.
El 30 por la mañana hubo tiro y el vencedor de la prueba fue Roberto Zumaeta del Dos de Mayo.
Por la tarde se realizó otra carrera con banderas y el fútbol entre José Pardo y Dos de Mayo, venciendo en ambas pruebas este último.
El 24 de agosto de 1916 se iniciaron los festejos del décimo aniversario del José Pardo, con una gymkana, concurso de natación y regatas, que se realizaron en el Malecón Orellana, frente a la Prefectura.
Ya casi normalizadas las relaciones institucionales, intervinieron representantes de los tres clubes. La prueba de natación consistía en cruzar el Amazonas y el resultado, según el orden de llegada fue el siguiente:
Enrique Coral-José Pardo
Vicente Souza-Loreto
Máximo Vacalla-Loreto
Carlos García Peza-José Pardo
Julio Lozano-Libre
Manuel Vacalla-Loreto
José Gómez-José Pardo
Emilio Berger-José Pardo
César Alvàn-José Pardo
Santiago Flores Pinedo-José Pardo
Vicente Navarro-Dos de Mayo

En la prueba de regatas a remo y “monterías” ganó José Pardo. El equipo de Loreto estaba constituido por pescadores portugueses, capitaneados por Domingo de Moura, y el del José Pardo, por pescadores nacionales capitaneados por Marcelino López, más conocido por el mote de “Marcelino Olla”, que dicho sea de paso no le agradaba mucho.
Los premios fueron donados por el Presidente de la República Dr. José Pardo y consistían en un “necesser” de caballero para el campeón del certamen, y una estatua que simbolizaba el trabajo, para el vencedor de las regatas.
El 27 de agosto, continuando con el programa de festejos se realizó una maratón, que entonces fue denominada “Marcha de resistencia”, en la que tomaron parte corredores libres y de la brigada de boy scout, además de los tres clubes deportivos.
A las 6 de la mañana se dio la partida frente al Club Iquitos, en la Plaza principal y el recorrido fue el siguiente: calle Huallaga, Plaza 28 de Julio, Almirante Grau, Alfonso Ugarte, Cementerio, Camino de San Juan, San Roque, orilla del río Itaya, puerto Ica (de don Antonio Payet), camino Celendìn y Wesche, fábrica de hielo Sacha Chorro, línea del ferrocarril hasta la calle Próspero, y Plaza principal.
Se supone que habría entonces algún camino denominado Celendìn y Wesche, por la parte del río Itaya, ya que es inadmisible que se refiriera en la ruta, al Celendìn conocido hasta hoy, que supondría un salto imposible.
He aquí la relación de los concursantes que llegaron a la meta, la institución que representaban, los tiempos que emplearon y los premios que les fueron adjudicados:
Julio Ramírez-libre-2 hrs. 09 min.-S/.10.00-diploma
Carlos García Peza (sacha limeño)-José Pardo-2 hrs. 11 min.-S/. 5.00-diploma
Toribio Solsol-boy scout-2 hrs. 17 min-S/. 3.00-diploma
Luís Rodríguez-Josè Pardo-2 hrs. 20 min.-S/. 2.00-diploma
Esteban del Aguila-boy scout-2 hrs. 20 min.-S/. 2.00-diploma
Benigno Solsol-boy scout-2 hrs. 21 min.-S/. 2.00-diploma
Misael Bocanegra-boy scout-2 hrs. 22 min.-S/.2.00-diploma
Damiàn Rios- Loreto-2 hrs. 23 min.-S/. 2.00-diploma
Miguel Ruiz-libre-2 hrs. 30 min.-S/. 2.00-diploma
Carlos Hemerith-José Pardo
Ricardo Bahamonde-boy scout
José Villacorta-boy scout
Angel Chavez-boy scout
Leonidas del Águila-boy scout

Friday, May 18, 2007

HISTORIA DEL DEPORTE LORETANO-continùa

Para el año 1916 había vuelto a ser elegido Hibraìn A. Vásquez; vicepresidente Emiliano Reàtegui; secretario Alejandro Vela Estrella; tesorero Carlos del Águila; fiscal Héctor Espinar; instructor de juegos Favio Casado Ramírez; y vocales Vicente Cornejo, Manuel A. Bartra, Manuel Braga y Manuel D`Almeida.
Todo hacía esperar una marcha normal en sus actividades e incluso en su organización deportiva con la conformación de seis equipos de fútbol, cuyos capitanes, en orden de calidad, Julio Murrieta, Manuel Vacalla, y Concepción Rojas, daba la muestra de creciente progreso. Además creó una sección de sanidad o cruz roja deportiva, la primera entre los clubes, a cargo de Carlos del Águila, flamante farmacéutico, y entre cuyos seis miembros estaba Vicente Cornejo, que desde entonces salía con el equipo, portando el maletín de primeros auxilios, cuando no le tocaba participar con su equipo.
Pero al presidente Vásquez más le interesaba la organización y la instalación definitiva de la confederación.
Analizada la situación con frialdad puede afirmarse que quien la promovía y complicaba era únicamente Vásquez, secundado por algunos enemigos personales de los dirigentes del José Pardo, celosos de la invariable trayectoria que imprimían a la marcha del club, y donde no pudo o quizá no tuvo oportunidad de hacerse notar como hubiera querido y era manifiesto propósito en todos sus actos.
La primera diferencia que provocó en el Loreto esta actitud de Vásquez se produjo cuando hizo entrega de la presidencia a Luís García Torres, sin conocimiento de la directiva, para dedicarse por entero al funcionamiento de la confederación.
En una candente sesión del 8 de junio de 1916, Favio Casado hizo oír su voz de protesta por el procedimiento y sus motivos, pero, el presidente accidental García Torres, supo encauzar tan bien el debate que amainó el temporal que amenazaba a Vásquez.
Pero este, que también era presidente de la Sociedad de la Armonía, institución de su creación de carácter múltiple: deportiva, intelectual, artística, y hasta científica, quiso explotar su influencia a favor de ella y solicitó del Loreto una subvención para la publicación de un órgano periodístico que tenía la Sociedad de la Armonía: “La fuerza”, ofreciendo propaganda que en realidad no necesitaba el Loreto. La subvención fue concedida, pero Loreto sólo obtuvo un número del semanario.
La cosa se agravó cuando próximo el octavo aniversario de fundación del Loreto-la comisión social, presidida por Ricardo Burga, que exitosamente había realizado funciones de beneficio en el cine Amazonas, preparado ya el programa para una velada literario-musical-artística-intervino Vásquez, sin el acierto de dar la debida independencia a la comisión, tratando de modificar el programa.
A esto se agregó que Vásquez se había hecho entregar del tesorero Carlos del Águila, cierta cantidad de dinero del club, en calidad de préstamo, lo que llegó a conocimiento de los socios.
Ricardo Burga denunció ambos hechos y acusó al presidente Vásquez de utilizar los fondos del club en beneficio personal. Sólo el tino de Luís García Torres y la colaboración de César A. Mesìa, pudieron conseguir que el incidente no se agravara, pero, provocó varias renuncias, entre ellas la de Carlos del Águila, que se declaró culpable, pero que ante un llamado de cordialidad y armonía invocados por Mesìa en recuerdo del aniversario, no tuvo mayores consecuencias.

Los festejos del décimo aniversario del José Pardo, coincidían con el octavo de Loreto, y el primero señaló en su programa el día 30 de agosto, que era el dìa del Loreto, como una de sus fechas para el evento que organizó.
Al recibir la invitación, Favio Casado pidió que se la rechazara, pues entendía la utilización de la fecha, como un propósito de obstaculizar los festejos que el Loreto proyectaba.
Pero la mayoría de los socios estaban decididos a cooperar en el sentido de limar asperezas y de este modo llegaron a un acuerdo, según el cual la fiesta del Loreto se realizara el 30 en la plaza Leoncio Prado, modificando el programa del Pardo.

El 24 de septiembre, como una de las primeras actividades sociales del José Pardo, se realizó una velada literario-musical-artística en el teatro Alhambra, con la intervención de distinguidos elementos de la sociedad de Iquitos. De la parte musical se encargó el profesor Lorenzo Luján Darjòn, socio del club.
Con las dificultades que la posesión de la Plaza 28 de Julio ofrecía constantemente, empezaron los socios del Pardo a pensar seriamente en la compra de un terreno para campo de deportes. Melchor Celis así lo propuso en una sesión y nombraron una comisión compuesta por el proponente, Santiago Flores Pinedo y Augusto Morales, para estudiar y plantear el proyecto.
Las actividades deportivas comenzaron el 26 de septiembre de 1916, con un certamen organizado por el José Pardo, en celebración del primer aniversario de la exaltación al mando supremo de la nación, del doctor José Pardo, presidente honorario vitalicio del club.

Friday, May 11, 2007

HISTORIA DEL DEPORTE LORETANO-continùa

La renovación de cargos en el noveno aniversario de José Pardo, fue una ceremonia que culminó en una brillante fiesta social. Fueron invitados los doctores Manuel Delgado Morey y Vicente H. Delgado, miembros de la Corte Superior de Justicia y los señores Nicanor Saavedra, Benjamín C. Dublè y Abelardo Colmenares.
Por primera vez se usó la banda presidencial especialmente confeccionada para la ceremonia, por el consocio Melchor Celis, y que en años posteriores se hizo de ritual.
La junta directiva estaba constituida así:

Presidente Meneleo Meza
Vicepresidente Juan B. Rojas Torres
Fiscal José Antonio Rengifo
Secretario Doroteo Arévalo
Prosecretario Jorge Noriega Rengifo
Tesorero Jorge Minaya
Vocales Manuel Burga Soto
Braulio Meza
Emilio Berger
Roberto Vigil
Leoncio Burga
Entre los premios que se adjudicaron a los socios que se habían distinguido durante el año por su labor, cabe destacar la medalla de oro a Emilio Berger, “por sus importantes servicios como instructor en la sección de gimnasia”. Berger estaba en plena juventud y realmente era un gimnasta completo y con amplios conocimientos de la técnica.
También fueron premiados con medallas de plata, Juan B. Rojas Torres, Jorge Noriega, José Chapiama, Braulio Meza, Miguel Vergara, Leoncio Burga y Teofilo Cavaillier, casi todos ellos de gimnasia. Esta distinción fue motivo de su nombramiento como miembros de la comisión de sport, para el año institucional que se iniciaba.
Este empezó dentro de la torpe pugna de hacerse daño entre los clubes. De un lado Loreto, que hizo suyo el pleito, y Dos de Mayo, que poco a poco se iba dando cuenta de lo errado de su actitud; y del otro lado, el José Pardo, que aislado, hacia esfuerzos para solucionar el conflicto-que realmente perjudicaba el desarrollo del deporte-y demostrar su mejor organización y calidad de decano, cuyo titulo ya se le daba.
El 11 de octubre de 1915, Hibraìn Vásquez presentó en sesión del Loreto un proyecto para la creación de la Confederación Sportiva de Loreto, que hemos mencionado, y cuyos términos fueron los siguientes:
“Que la Confederación sea proyecto del C.S.Loreto, a la que podrá invitar a los clubes que mantienen relaciones de amistad y simpatía, a los clubes que sean fundados bajo su auspicio y a cualquier institución de deportes físicos que tuviera por conveniente, sujetándose a las siguientes condiciones:
-“Se compromete, (la confederación) a propagar los principios más sanos, útiles y educativos del sport”
-“Se compromete a hacer extensiva su enseñanza de sport a todos los departamentos, formando otros centros de la misma índole, confederándolos con los de aquí y que sean signatarios de las presentes bases”
-“Se confederarán todos con su nombre, quedando cada club autónomo en su administración y fines particulares”
-“El consejo estará compuesto por tres miembros delegados por cada club que entra en la confederación y estará compuesta por un presidente, tesorero y secretario”
-“Antes de aprobar los reglamentos, serán enviados para el estudio de los signatarios”
Hasta aquí el proyecto.

La formación de la pretendida Confederación Sportiva de Loreto, que si bien es cierto tenía principios laudables-a juzgar por las bases en que se sustentaba su formación-tenía en cambio el evidente y malévolo propósito de aislar y menospreciar al Josè Pardo, teniendo en cuenta la potestad del Loreto para “invitar a los clubes que mantienen relaciones de amistad y simpatía”.
Dos de Mayo fue invitado a la confederación, lo mismo que-como hemos dicho antes-los clubes Loreto de Caballo Cocha y Contamana y dos clubes más de cuya existencia jamás se supieron.
La elección provisional practicada, nominó como presidente a Hibraìn Vásquez y secretario a Carlos del Águila, que así empezaba su trayectoria como dirigente deportivo.
Los delegados que formaron inicialmente la confederación fueron: por el Loreto, Carlos del Águila, Emiliano Reàtegui, (que posteriormente fue reemplazado por Fabio Casado) y Héctor Espinar Andrade (el papi); por el Dos de Mayo, Alfredo de Britto, Julio Silva Ross y Jesús Gendrau; y por el “Centro de Fútbol” (un club de cuya fundación jamás se supo), Hibraìn A. Vásquez, José del Carmen Vásquez y César A. Rojas.
Nótese, que los delegados del “Centro de Fútbol” eran los hermanos Vásquez, y Rojas, más conocido como “Macarrón”, todos de Loreto.
Al estudiarse en el Pardo la situación, los socios Emilio Vizcarra y Augusto Morales, denunciaron como un desaire el hecho de que no se hubiera invitado al club a la organización de la confederación, siendo el decano, y mas bien haber creado clubes fantasmas para abultar las delegaciones y dar la impresión de un organismo departamental.
Rojas Torres opino que: “no debe tenerse en cuenta como desaire la actitud de los que constituyen la confederación , por cuanto esta es sólo una farsa, fruto de las maquinaciones indignas de sus gestores, que son incapaces de sostener y llevar adelante una labor intensa y de importancia en la vida sportiva del departamento”; “cuando llegue la oportunidad-agregaba-nuestro club gestionará en Lima su incorporación a la Federación Sportiva Nacional”; “no debemos pues, tomar parte en la farsa que representan el Loreto y Dos de Mayo con la pretendida confederación”
Como solución transaccional, a propuesta de Meneleo Meza, en aras de la confraternidad deportiva y como prueba de que el Pardo deseaba colaborar a la cimentación del deporte en todo el departamento, acordaron dirigirse por oficio a la confederación, acreditando dos delegados, que fueron designados en la misma sesión. Ellos fueron Máximo Aguirre y Juan B. Rojas Torres. Al mismo tiempo solicitaban la incorporación de los clubes Athletic de Caballo Cocha y Athletic de Contamana.
Como puede observarse a través de las designaciones de delegados, se trataba de tener mayor número de adictos en la confederación, a fin de dominarla, puesto que todos los nombrados pertenecían al Josè Pardo. Semejante procedimiento estaba destinado a contrarrestar la mayoría que tenia Loreto en la confederación.
Es así como, en noviembre de 1915, los manejos de los directivos de la confederación empezaron a dar sus frutos negativos. Los delegados del Dos de Mayo comprobaron que entre Hibraìn Vásquez y Carlos del Águila lo resolvían todo, dejando de lado a los demás y siempre buscando figuración y aparentemente beneficios personales o de sector, antes que el bien común o el progreso del deporte.
Con este motivo, el 25 de de mayo de 1916, Dos de Mayo se dirigió al José Pardo, denunciando los propósitos de Loreto y solicitando su intervención, para evitar mayores rozamientos y desaciertos.
El acuerdo del José Pardo fue: “…tomar en consideración la propuesta del Dos de Mayo y proponer el aplazamiento de la organización de la confederación, teniendo en cuenta para ello la diferencia de opiniones que en el asunto tiene el Loreto, en todo opuesto a las del Dos de Mayo, y como medida conciliatoria tendiente a armonizar las relaciones amistosas entre los clubes deportivos de la localidad”.
“El A.C. José Pardo autoriza a su presidente para que directamente se entienda con el del Dos de Mayo y haga las gestiones necesarias, para llegar a un acuerdo cordial y aunar sus esfuerzos de tal manera, que ambas instituciones, proclamando un sólo ideal, propendan con todo entusiasmo y decisión al desarrollo de los “sports” en general, considerados como indispensables para el mejoramiento de la condición física y moral de la juventud del departamento, base del futuro progreso y bienestar de esta región del territorio patrio”
En el Loreto la creación de la confederación también estaba provocando polémicas y divisiones peligrosas.