Tuesday, November 28, 2006

Historia del deporte...continúa

ANECDOTARIO

En el último “match” por la Copa, que provocó el rompimiento de relaciones deportivas entre el José Pardo y Dos de Mayo, este iba ganado 2 a 0 cuando empezó el segundo tiempo.
A los pocos minutos, Dos de Mayo que estaba atacando de contragolpe, hizo el tercer gol por intermedio de Britto, que estaba en evidente posición adelantada, según los críticos de la época. Emilio Berger, capitán del Pardo, protestó ante el referee, Carlos Donayre y lo mismo hicieron los demás jugadores del equipo. En este instante se acercó Sidney Dodson, capitán del Dos de Mayo y le dijo al referee, en su chapurreado español: anule ese gol, Britto estado “ocasión”. El referee obedeció en ese momento, aunque en el informe final dio como válido el gol.
Y desde entonces, la posición adelantada, el off side, o fuera de juego, quedó en el lenguaje deportivo local denominado como “ocasión”, primero como chacota, mas poco a poco fue adquiriendo valor efectivo, llegando a llamarse a los que actuaban en esa forma “ocasionistas”
Con el correr de los años se olvidó la traducción especial que en ese momento le dio Dodson al off side.

&&&

El noveno aniversario del José Pardo fue celebrado con toda solemnidad y la asistencia de las principales autoridades locales. La actuación se llevó a cabo en el local donde funcionan las oficinas del Correo y que gentilmente cediera su propietaria señora Cecilia Morey de la Torre.
Presidió la ceremonia el prefecto accidental Dr. Wenceslao Pinillos Rosell y la banda de la Guarnición Militar le dio animación a la fiesta.
El Dr. Vicente H. Delgado, presidente de la Corte Superior de Justicia, en una brillante alocución dijo estas palabras que ahora suenan a proféticas:
“El Athletic Club José Pardo, debe marchar unido y con fe hacia el porvenir. Primero uno y luego otro, paso a paso, mirando atentamente dónde debe asegurar su firme planta, debe caminar hacia su destino; su huella dejará un recuerdo imborrable y su meta será el triunfo de sus ideales, haciendo generaciones de hombres forjados en la lid y acostumbrados a vencer…”

&&&

No todos los socios del José Pardo tomaban con calma la campaña de desprestigio contra el club. Juanito Rojas, por ejemplo, si en su poder hubiera estado, habría pulverizado a cuantos trataran de opacar su trayectoria.
Por esto y para estimular el cariño a la institución, en una sesión pidió que en todas las actuaciones los socios volvieran a llevar la insignia: el botón verde.
Pero, algunos tomaron con tal seriedad esta disposición, que todos los días lo llevaban, sino en la solapa del saco, en la cinta del sombrero.
En otra sesión, Santiago Flores Pinedo dijo que debía reglamentarse el uso del botón verde, sólo para los días feriados y actuaciones especiales, porque era una insignia del club, que cual una bandera no se podía llevar ostentándola todos los días.
¡Bah!-dijo uno-¡la bandera no se lleva porque es grande, pero el botón es chiquito!

&&&

Y a propósito de botones. Al ver los del Dos de Mayo y Loreto, que los del José Pardo, los “atletas” como los llamaban, ostentaban ufanos su insignia, también idearon la suya.
Fue también un botón forrado; el del Dos de Mayo, azul, con una cinta en medio con los colores nacionales; el del Loreto, completamente rojo con una cintita blanca.
¡Algo bueno habría de originar la rivalidad de los clubes!

0 Comments:

Post a Comment

<< Home